Deportes

Igualdad con sabor a poco

 

General Díaz y Nacional empataron 1-1 en el Nido y el punto sabe a poco, insuficiente. El local fue práctico en su propuesta. Con un Bareiro intenso y punzante, el equipo fue largo, pero de salida rápida y precisa, teniendo como mejor virtud a los buenos lanzadores que saltaron líneas con efectivos envíos. La apertura llegó por ese medio, con Bartomeus como lanzador, que ubicó con un pase en diagonal a Leichtweis, que definió con jerarquía.

En zona defensiva, las Águilas mantuvieron el orden, y con el apoyo de su línea media, ganaron en número en su campo, para desactivar el circuito del rival.

A su vez la Academia intentó controlar el juego, con un estilo en donde buscó la circulación del esférico, con movimientos de sus hombres, pero el esquema fue estático, careciendo de sorpresa en el desdoble de medio a ataque.

En la complementaria, Nacional reorganizó el diseño táctico, lateralizando su juego, con balones cruzados como segunda opción, con la presencia de Velázquez como principal receptor. Las embestidas tuvieron efecto con la definición de Juan Franco, mientras que el General tardó en variar, sufriendo el desgaste que restó fuerza en su ataque.

El empate sirve para sumar solo en la clasificación del promedio, donde la Academia es 7° y el General 9°.

Dejá tu comentario