País

Hospital de Paraguarí, con escasos médicos y sin sala de reanimación

Necesita un promedio de 15 doctores más y de igual cantidad de enfermeras. De dos quirófanos que tiene el servicio, solo está funcionando uno y la máquina de anestesia debe ser renovada.

Seguirá igual. La semana pasada una paciente con síndrome de Down había fallecido al esperar su derivación a un centro asistencial con terapia intensiva. La paciente estaba internada en el Hospital Regional de Paraguarí y el centro asistencial no cuenta con este servicio.

El doctor César Benítez, director del centro asistencial, fue enfático al decir que no le parece acertado contar con el área de terapia intensiva en Paraguarí, si no se cuenta con el apoyo logístico y los recursos humanos necesarios. “¿Qué sentido tendría contar con ese servicio aquí, si no tenemos cardiocirujanos, neurocirujanos, laboratorio las 24 horas, bacteriología? No se puede. Sería un acto populista abrir una terapia en esas condiciones”, explicó.

Según detalló, el centro asistencial cuenta con algunos especialistas. Nefrólogos, neumólogos, un neurocirujano en consultorio, pero no realiza cirugías en el centro asistencial. A ellos se suman un siquiatra, sicólogos, entre otros profesionales.

Al decir del director del regional, antes que habilitar terapias intensivas en lugares como Paraguarí, deberían potenciarse las cercanas.

En particular hace referencia al Hospital Nacional de Itauguá, principalmente, y al Regional de Caacupé. Ambos hospitales están a 33 y 50 kilómetros respectivamente.

PROPUESTA. Benítez habla de un proyecto que depende de la Gobernación de Paraguarí: construir una sala de reanimación para adultos y niños. Esta área ayudará a estabilizar al paciente mientras se aguarda la disponibilidad de cama en terapia intensiva en otro centro asistencial.

Comentó también que en el departamento, en los servicios públicos y privados, no existe un laboratorio de anatomía patológica. Agregó que existe un proyecto de ampliar el laboratorio del Hospital Regional para contar con un área de bacteriología. Otro plan es contar con un Centro Integral para la Mujer.

FALTANTE. Con un promedio de 200 pacientes por día, en urgencias y consultorios, el Hospital Regional de Paraguarí también enfrenta otro problema a diario: Falta de más los doctores. Como ejemplo citó, que en pediatría durante las noches y los fines de semana, en la guardia de urgencias cuentan con un solo médico.

En caso de que el profesional presente reposo en el día que corresponde su guardia, directamente se quedan sin nadie en ese puesto. O si un médico cirujano de guardia ingresa al quirófano, Urgencias queda sin doctor.

La cantidad de enfermeras es insuficiente también para el hospital, reveló su director. “Lo ideal es que esté una enfermera por cada siete pacientes, solemos tener 1 cada 10”. Según dijo, el nosocomio necesita alrededor de 15 enfermeras más e igual cantidad de doctores.

La limpieza es otra área afectada por la falta de más personal, se ve en los baños. Según comentó el director, el problema radica en la educación de la gente que no sabe utilizarlos o los destroza un tiempo después de ser reparados.

De los dos quirófanos con los que cuenta el hospital, solo uno está en funcionamiento. En la otra sala, la máquina de anestesia debe ser renovada, además de la cama.

Reveló que en noviembre pasado se realizó el pedido de compra a la Entidad Binacional Yacyretá. Hasta el momento, siguen aguardando la adquisición de dichos equipamientos. El costo estaría cerca de los USD 100.000, comentó. La infraestructura en algunas partes también necesitan ser renovadas, sobre todo en la parte eléctrica y las paredes con humedad.

Sería un acto populista abrir acá una terapia si no contamos con profesionales para dar atención en esa área. César Benítez, Regional Paraguarí.

Dejá tu comentario