País

Hornos de artesanos no paran hasta la Navidad en Areguá

 

La música tropical retumba en las paredes del ladrillo rojizo, en el viejo taller de doña María Ibarrola, en Areguá. El volumen de la radio es intenso, tanto como el trabajo que hay por hacer. Hay abundante arcilla por moldear. Se acerca Navidad y las figuras estrellas deben estar listas para reponer aquellas que ya fueron vendidas en la Expo Pesebre, que está en plena marcha en la ciudad de la artesanía.

“Además de lo exhibido en la feria, tengo otros 30 pedidos de juegos de pesebres que tengo que entregar”, expresa doña María, más conocida como Marite, mientras suda por el ajetreo de la jornada.

En todo el día no está quieta. Recibe a los compradores que también llegan hasta su vivienda. Se encarga de los quehaceres de la casa, verifica los trabajos de su personal en el taller, el horno donde ingresará la arcilla ya trabajada y el proceso de las ventas, que encarga a su sobrina, en la expo. Debe dedicar, además, un importante tiempo de concentración para que los muñecos de barro tomen el color perfecto.

Su especialidad es la pintura, el tono negro es su estilo característico. “Así pintaba mi difunto marido y yo continúo. Era muy habilidoso. Con el tiempo él ya se encargaba de hacer las figuras y yo de pintar, junto con mis hijas”. Su compañero de vida falleció hace cuatro años, y desde su partida Marite se encarga, con sus primogénitas, de dirigir el emprendimiento.

A Doña María lo ayuda también Cándido Vega quien se encarga de trabajar con la arcilla. No habla mucho, se enfoca en su trabajo mientras escucha canciones de la época de juventud. Utiliza una larga mesa y se para justo frente a un calendario colgado en la pared. El almanaque constantemente le recuerda que están en plena temporada alta y hay que apurar para terminar las obras de arte.

EL SECRETO. “Tenés que buscar la figura del niño Jesús que más te llame la atención. Tenés que enamorarte de él para llevar el juego de pesebre ideal para tu casa, sea grande o pequeño. Esa es la clave”, expresa Nora del Valle, artesana y vendedora. Con su sutil persuasión dialoga con quienes visitan su stand en la Expo Pesebre de Areguá.

La feria inició a principios de noviembre y se extenderá hasta el 23 de diciembre, durante todo el día. El despliegue de artesanías se podrá encontrar en la zona de la calle De la Candelaria y a lo largo de la avenida Mariscal Estigarribia, trayecto que conduce a la playa municipal.

Embed


"Para elegir el pesebre ideal hay que fijarse en la figura del niñito. Tenés que tomarle cariño y no llevar cualquiera". Nora del Valle, artesana y vendedora.

Dejá tu comentario