Sociales

Hábitos físicos y afectivos que suman a la vida

 

Expertos en salud física y mental opinan que para ganar en calidad de vida existen hábitos que ayudan a lograr un equilibrio y armonía personal y estado óptimo general.

Desde tomar al menos ocho vasos de agua al día, caminar, reír, dormir las horas necesarias, hasta consumir infusiones de hierbas, escuchar música y mantener el orden en la casa son elementos que suman.

“La música tiene efectos sicológicos y fisiológicos en las personas, ya que estimula las emociones, ayuda a calmar la ansiedad, a combatir enfermedades como el alzhéimer y párkinson, aumenta el optimismo y calma el dolor”, explica la sicóloga clínica Ana España.

“Además, la música ayuda a regular la presión sanguínea y en algunos casos colabora en el proceso de quimioterapia en pacientes con cáncer. Por eso, es importante escuchar una que inspire; desde música clásica, hasta canciones de contenido inspirador, como Color y esperanza, Celebra la vida, Es así, entre otras”, añade la especialista.

En cuanto al aspecto emocional procedente del relacionamiento social, explica que “es importante mantener la cercanía con los demás”, aún con cuarentena, con un mensaje de texto, de voz o una videollamada.

“Se pueden hacer juegos, acertijos, enviar detalles como flores, chocolates, alimentos y objetos por delivery. Esto nos une a las pesar de la distancia física”, señala la sicóloga.

DESCANSO

“Tomarse una pausa en el trabajo es necesario. Se puede realizar un descanso de 5 a 10 minutos cada hora, y esto suma para mantener una mejor actitud, disminuir estrés y fatiga, mejorar la atención y concentración”, subraya la sicóloga Ana España.

Además, sostiene que realizar algunos estiramientos o ejercicios ayuda a prevenir espasmos y tensión muscular, por lo cual “no es perder el tiempo, sino mejorar la productividad”, afirma.

ACTIVIDAD FÍSICA

July Morínigo, entrenadora personal, recomienda una hora de caminata. Esta actividad, además de ser accesible a todos, tiene múltiples beneficios a nivel físico, anímico y sicológico.

“La manera de incorporarlo a una rutina diaria, o por lo menos semanal, depende del objetivo perseguido. Entre sus beneficios está que activa la musculatura del cuerpo y la circulación, mejora notablemente la piel de naranja y celulitis”, detalla Morínigo. Además, mejora el sistema cardiovascular, fortalece el respiratorio e inmunológico, la calidad ósea y la absorción de la vitamina D.

“También reduce el estrés y la depresión, pues fomenta la producción de endorfinas, hormona que potencia el ánimo y la energía, cambia el humor de forma positiva”, dice.

Morínigo agrega que mover el cuerpo mejora la función cognitiva, reduciendo los riesgos de complicaciones en los vasos cerebrales, reduciendo también los riesgos de demencia y otras enfermedades mentales.

INFUSIONES

Además de tomar agua, que es lo que mueve el metabolismo (consumo de acuerdo al peso corporal), las infusiones son muy recomendables.

“Desde mi punto de vista y por la experiencia, el paraguayo toma las infusiones solo en mate, aunque en té también son fundamentales ingerir, pues aportan múltiples beneficios a la salud”, opina Rita Simbrón, con más de cinco décadas en la herboristería y propietaria de herbolario Tía Tarcila (ver Facebook).

Simbrón recomienda infusiones como manzanilla (antiinflamatorio, antialérgico, antibacterial) y anís (digestivo con minerales que mejoran el rendimiento muscular, diurético, afrodisíaco). También, boldo (estreñimiento, cólicos, flatulencia, depura el hígado), burrito (digestión lenta, trastornos hepáticos) y el infaltable té verde, para el estrés, protege el corazón y el cerebro de enfermedades vasculares y antibacteriano.


Desde tomar agua y dormir las horas suficientes hasta tener contacto con seres queridos, así como ejercitarse y tomar infusiones de hierbas, son hábitos que ayudan a una vida óptima y sana.

Dejá tu comentario