28 may. 2024

Guía para una dieta equilibrada

En la búsqueda de un estilo de vida saludable, la elección de alimentos nutritivos y equilibrados desempeña un papel crucial. Sin embargo, en un mercado saturado de opciones, el etiquetado nutricional se convierte en una herramienta indispensable para tomar decisiones informadas. Comprender cómo leer y la información en las etiquetas de los alimentos es esencial para seleccionar productos.

El etiquetado nutricional proporciona detalles sobre los nutrientes que contienen los alimentos, incluidas calorías, grasas, carbohidratos, proteínas y micronutrientes. Además, aprender a interpretar los ingredientes y la información de la etiqueta puede ayudar a evitar alimentos procesados y ultraprocesados.

Aprender a tomar decisiones con respecto a los alimentos, nos ayudará a encaminar nuestro estilo de vida sin presiones y estrés. Debemos ver al etiquetado nutricional como una herramienta clave que proporciona información detallada sobre el contenido nutricional de los envasados.

¿En que consiste el etiquetado nutricional?

Es una lista de nutrientes y sus cantidades por porción, nos informa de los ingredientes utilizados en el producto. Esta información está regulada por estándares internacionales para garantizar la precisión y la consistencia en las etiquetas de los alimentos. El etiquetado nutricional debe incluir información sobre calorías, carbohidratos, proteínas, grasas totales, grasas saturadas, colesterol, fibra dietética y azúcares. Además, se pueden incluir otros nutrientes como vitaminas y minerales.

Para leer e interpretar la información nutricional en las etiquetas, es importante prestar atención a la porción de referencia y compararla con la cantidad que realmente necesitamos. También es útil tener en cuenta los valores porcentuales diarios (%VD) que indican cuánto de cada nutriente contribuye una porción del alimento a una dieta diaria basada en 2000 calorías.

Por ejemplo, si una etiqueta indica que un alimento tiene 10% del valor diario de fibra, significa que una porción de ese alimento contribuye con el 10% de la cantidad diaria recomendada de fibra en una dieta de 2000 calorías. Al comprender cómo leer e interpretar la información nutricional en las etiquetas, es más fácil tomar decisiones más saludables al seleccionar alimentos que se ajusten a nuestras necesidades dietéticas y preferencias personales.

Consejos prácticos para seleccionar alimentos saludables en el supermercado:

•Prioriza alimentos frescos como frutas, verduras, carnes magras, pollo y pescado.

•Preferir carnes magras, cortes con menos grasas.

•Evitar productos con alto contenido de grasas saturadas y azúcares añadidos (galletitas dulces, etc).

•Evitar embutidos y productos muy procesados.

Una dieta equilibrada debe de estar compuesta de los siguientes grupos alimenticios:

•Frutas y verduras: Son fuentes importantes de vitaminas, minerales y fibra.

•Proteínas: Ayudan a construir y reparar tejidos musculares. Incluye carnes magras, aves, pescado, legumbres y productos lácteos bajos en grasa.

•Carbohidratos: Proporcionan energía. Incluye arroz, fideos, avena, etc.

•Grasas saludables: Necesarias para la absorción de vitaminas y el funcionamiento adecuado del cuerpo. Las encontramos en el aguacate, frutos secos, semillas y aceite de oliva.

Como evitar alimentos ultraprocesados

•Lo principal es leer las etiquetas, así poder evitar los productos con ingredientes poco saludables como grasas trans y altas cantidades de azúcares añadidos.

•Preferir alimentos frescos o mínimamente procesados en lugar de comidas preparadas o envasadas.

•Cocinar en la casa con ingredientes frescos.

Más contenido de esta sección