Mundo

Guaidó sacará a la dictadura de su país, sostuvo en EEUU

 

Juan Guaidó, al que más de 50 Gobiernos del mundo consideran presidente de Venezuela, aseguró ayer en Miami (EEUU) que “sacará a la dictadura” y construirá un país mejor gracias a lo que aprendieron los venezolanos con el sufrimiento.

“Los venezolanos aprendimos a las malas que la democracia está siempre en juego”, dijo Guaidó, quien aseveró que no es cierto que Venezuela este “dividida”. “Venezuela está unida, peleando por su dignidad”, afirmó.

En medio de gritos de júbilo, cánticos y aplausos, Guaidó inició su alocución en un acto “por la libertad”, celebrado en el Centro de Convenciones del Aeropuerto de Miami, que tiene capacidad para más de 7.500 personas y estaba abarrotado.

Además, el líder opositor sorprendió ayer a algunos de sus compatriotas en las calles de la ciudad de Doral, en el condado de Miami-Dade, y cantó con ellos el himno nacional, horas antes de su previsto su acto público.

“Miami es Venezuela pero también es Latinoamérica, también es la libertad”, dijo Guaidó a los venezolanos con los que se encontró en Doralzuela, como se conoce popularmente a la ciudad por su alta concentración venezolana. En varios videos de la cita colgados en las redes sociales, se ve a Guaidó tomándose fotos con sus compatriotas y cantando estrofas del himno venezolano.

Como presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), cargo en el que fue reelegido en enero, e invocando la Constitución, Guaidó se proclamó hace un año presidente encargado de Venezuela y fue inmediatamente reconocido por el Gobierno de EEUU y luego le siguieron los de otros 50 países.

RECORRIDO. Esta es su primera visita a EEUU desde entonces y la realiza al cierre de una gira internacional que le llevó a Colombia, varios países europeos, entre ellos España, y Canadá, para reclamar más ayuda para restablecer la democracia en su país.

Con la incógnita de si se reunirá con el presidente de EEUU, Donald Trump, antes de regresar a Venezuela, Guaidó citó ayer a los venezolanos del sur de la Florida y a los ciudadanos de otros países latinoamericanos a un acto por la libertad, que contó con un despliegue de seguridad. A la cita fueron invitados representantes de los Partidos Republicano y Demócrata de EEUU. Trump está en su residencia en Palm Beach, a unos 100 kilómetros al norte de Miami, donde pasará el fin de semana en el marco del Super Bowl, la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano, fijada para hoy, en el estadio Hard Rock de Miami Gardens.

Dejá tu comentario