24 feb. 2024

Gremio médico retira sus pedidos del Cones por crisis de legitimidad

El Círculo Paraguayo de Médicos se sumó a la postura del Ministerio de Educación y Ciencias, que puso en tela de juicio la situación legal de las autoridades del Cones cuyos mandatos ya vencieron.

Dina Matiauda Aneaes_32833593.jpg

Ojalá se solucione conforme al marco legal. Las IES necesitan de las resoluciones de aprobación de sus proyectos. Dina Matiauda, titular de la Aneaes.

La polémica por la “continuidad tácita” de las máximas autoridades del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) se instaló en las esferas de los gremios e instituciones que –entienden– pueden verse afectadas por la crisis de legitimidad que afecta a la cúpula del ente rector de la educación superior.

El Círculo Paraguayo de Médicos (CPM) decidió retirar las últimas solicitudes introducidas al Consejo Nacional de Educación Superior (Cones), a la luz del impasse legal originado por la continuidad de los miembros del Consejo Ejecutivo (CE), cuyos mandatos han fenecido el 28 de octubre. Igual, la terna integrada por Narciso Velázquez, presidente; Clarito Rojas, vicepresidente; y Eduarda Lugo, secretaria, sigue hasta hoy.

El gremio médico introdujo sendos pedidos este año al ente rector que, ahora, ante este conflicto instalado, resolvió dejar sin efecto (ver infografía).

“El CPM ve con preocupación la continuidad tácita de los miembros del Cones, quienes se encontrarían en condiciones ilegales e ilegítimas para asumir decisiones sobre la Educación Superior, incluida la educación médica paraguaya, las cuales podrían resultar inválidas”, reza un comunicado que fue socializado –el lunes último– por el gremio en las redes sociales.

Debido a una medida cautelar contra la elección de representantes estudiantiles de universidades públicas y privadas –concedida por un Tribunal Electoral a una estudiante de la Universidad de San Lorenzo (Unisal)– y que anuló la renovación de los integrantes del CE, las principales cabezas del Cones acordaron seguir al frente de ese cuerpo colegiado.

El descargo de Narciso fue que esa decisión se dio como una forma de acatar la resolución del juez electoral que “instaló la medida de no innovar”.

A partir de este hecho, se abrió una grieta con el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), cuyo representan ante dicho órgano, Dr. Gustavo Rodas, anunció que la cartera de Estado ya no participará de las sesiones –ordinarias y extraordinarias– que sean convocadas por ese CE.

“El MEC, como ente rector de la educación paraguaya en todos sus niveles, no puede participar de actos que puedan ser declarados con posterioridad como nulos, anulables o ilegítimos”, argumentó Rodas, quien es director general de Gabinete del MEC.

“Nos sumamos al reclamo del MEC que se regularice la situación y se reencauce institucionalmente el Cones”, resaltan los médicos, por lo que resolvieron “retirar inmediatamente todas las peticiones presentadas a dicha institución en referencia a las residencias médicas en el país”.

Lo que planteó el CPM, en líneas generales, es la “suspensión de las residencias médicas que se ejecutan actualmente en institución pública o privada que no tienen un programa de posgrados habilitado por el Cones”.

Desde la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación (Aneaes) lamentaron que suceda este vaivén de alto nivel en el sector. “Siento muchísimo lo que pasó. Es motivo de atraso en las actividades del Cones. Ojalá se solucione conforme al marco legal. Las IES (Instituciones de Educación Superior) necesitan de las resoluciones de aprobación de sus proyectos”, sostuvo la Dra. Dina Matiauda, presidenta de la agencia reguladora.

5319486-Mediano-669965643_embed

Ojalá se solucione conforme al marco legal. Las IES necesitan de las resoluciones de aprobación de sus proyectos. Dina Matiauda, titular de la Aneaes.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.