Mundo

Graves inundaciones en Nueva York y alrededores dejan 42 fallecidos

Ida, que como huracán generó gran devastación en el sur de EEUU y luego se convirtió en un ciclón postropical, azotó varios estados del noreste del país dejando muerte y destrucción a su paso.

Las inundaciones por las torrenciales lluvias remanentes del huracán Ida dejaban este jueves al menos 42 muertos en Nueva York y sus alrededores, incluidos varios fallecidos en sótanos durante un evento meteorológico "histórico" que las autoridades atribuyeron al cambio climático.

Las precipitaciones récord, que provocaron una advertencia de emergencia por inundaciones repentinas sin precedentes para la ciudad de Nueva York, convirtieron las calles en ríos y provocaron el cierre del metro, donde en muchas estaciones el agua caía en cascada sobre las vías.

"Tengo 50 años y nunca había visto tanta lluvia", comentó a la AFP Metodija Mihajlov, que vio el sótano de su restaurante en Manhattan inundarse con ocho centímetros de agua.

"Era como vivir en la selva, como la lluvia tropical. Increíble. Todo es tan extraño este año", dijo.

Cientos de vuelos fueron cancelados en los aeropuertos LaGuardia y JFK, así como en Newark, en el vecino estado de Nueva Jersey, donde imágenes de video mostraban una terminal inundada por la lluvia.

"Estamos todos juntos en esto. La nación está lista para ayudar", afirmó el presidente Joe Biden, quien hoy prevé viajar al estado sureño de Luisiana, donde Ida destruyó edificios y dejó más de un millón de hogares sin electricidad.

Las inundaciones impidieron el tránsito en las principales vías de varios distritos de Nueva York, incluidos Manhattan, el Bronx y Queens, sumergiendo muchos vehículos y obligando a los bomberos a rescatar a cientos de personas.

Al menos 23 murieron en Nueva Jersey, dijo a periodistas el gobernador Phil Murphy. "La mayoría de estas muertes fueron personas que quedaron atrapadas en sus vehículos", explicó.

Doce fallecieron en la ciudad de Nueva York, incluidos 11 que no pudieron escapar de sus sótanos, dijo la policía.

Otras tres personas fallecieron en el suburbio de Westchester, aún lleno de barro el jueves por la tarde, según funcionarios. Además, tres personas murieron cerca de Filadelfia, en Pensilvania.

Ida sembró una estela de destrucción hacia el norte después de impactar como huracán de categoría 4 el fin de semana en Luisiana, donde provocó graves inundaciones y tornados.

Dada la situación, el presidente Biden ha ofrecido asistencia federal para evaluar los daños y que "el dinero fluya" cuanto antes a los hogares y negocios devastados.

Dejá tu comentario