Arte y Espectáculos

Grandes obras de Beethoven y Mozart suenan esta noche

 

Con composiciones de Mozart y Beethoven, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional (OSIC) clausura hoy, con una presentación prevista para las 20.30, en el Teatro Municipal (Presidente Franco y Alberdi), el Ciclo Oficial Internacional 2018. El acceso al concierto, denominado La música del destino, es libre y gratuito.

“Vamos a presentar dos obras muy representativas del periodo clásico, aunque la segunda ya es más tendiente al periodo romántico: , de Mozart, uno de los grandes conciertos para este instrumento, y tal vez el más importante que escribió este gran compositor, el más virtuoso y musicalmente el más elaborado. Además, vamos a tener la presencia de una joven violinista, ya de destacada trayectoria en nuestro medio, Jeanette Bogado, como solista”, adelanta Diego Sánchez Haase, director de la OSIC.

Destaca que el plato fuerte de la noche será la de Beethoven. “Se trata de la obra más célebre de toda la historia de la música sinfónica. Es una obra grandiosa donde Beethoven rompe todos los esquemas, y basándose en cuatro notas célebres, escribe un monumento al sinfonismo musical”, agrega el maestro.

El reciente ganador del Premio Cluster 2018, que otorga la Asociación Cluster de compositores contemporáneos de Lucca, Italia, considera, por otra parte, que esta temporada fue muy intensa para la agrupación que dirige. “Tuvimos una agenda realmente muy apretada, donde tratamos de darle espacio a todos los directores y solistas, a todos los que se formaron afuera, que tengan esa posibilidad de formarse con nosotros”, detalla Sánchez Haase. Añade que: “Uno de los objetivos de la creación de la orquesta es dar espacio a los jóvenes paraguayos que incursionan en el campo de la dirección orquestal, como solistas y en la composición musical; y esos tres aspectos hemos cumplido”, expresa.

MÁS SOBRE LAS OBRAS. Entre abril y diciembre de 1775 Mozart (1756-1791) compuso cinco conciertos para violín y orquesta, K 207, 211, 216, 218 y 219. Los mismos, y en especial los tres últimos, son una notable contribución a su asombrosa colección de obras maestras. En tanto, , de L. Van Beethoven (1770-1827), fue compuesta en do menor y estrenada en 1808. Esta pieza contiene las cuatro notas más famosas de la historia de la música. Las notas fueron interpretadas como el toque de la puerta del destino, en palabras del autor.

Dejá tu comentario