Economía

Gobierno se centrará en buscar que no suba el precio del gasoil común

El titular de Petropar, Denis Lichi, sostuvo ayer que el diésel común es el que impacta en la economía. Por ende, verán alternativas para mantener el precio o que el incremento sea mínimo.

Es inminente la suba de todos los combustibles a partir de febrero próximo, según anunciaron desde el sector privado. Se estima que el impacto será muy alto para la economía, especialmente en el caso del diésel común, teniendo en cuenta que es el más utilizado para el transporte en general.

El Poder Ejecutivo ya tomó conocimiento de la situación, a partir de que el precio en origen y el dólar tuvieron un importante incremento en lo que va de enero. Son los dos aspectos centrales que citan los emblemas privados para sostener que es inevitable una suba.

En este contexto, el presidente de la estatal Petropar, Denis Lichi, dijo ayer que el viernes pasado se reunieron virtualmente con el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, para hablar sobre este tema. “Les explicamos a él y su equipo la situación y quedamos que esta semana que viene vamos a hacer algunas propuestas”, refirió.

Precisó que ahora lo central está en evitar la suba del gasoil tipo III (común), que es el que realmente afecta a la economía. “Entonces, estamos viendo la posibilidad de cuidar el precio del diésel tipo tres, que es el que realmente afecta a la economía”, enfatizó. Lichi apuntó que están evaluando algunas propuestas para dicho objetivo, pero aún no adelantó cuáles serían.

Confesó, igualmente, que no le comentaron nada acerca de que se tendría una reunión con el sector privado para buscar también algún acuerdo.

Sobre el punto, el viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, había dicho la semana pasada que ya se reunieron con el sector del biodiésel y los emblemas y acordaron trabajar en una fórmula que, además de transparentar los costos del sector, permitan tener precios referenciales.

También subrayó que tratar y resolver este tema de los combustibles es una prioridad antes de fin de mes. No obstante, recordó que el sector combustible está desregulado y los precios son libres.

inevitable. Por su parte, integrantes del Equipo Económico señalaron la semana pasada que no cuentan con la competencia para detener eventuales subas de combustible y de precios de la canasta básica.

Mencionaron que hay un contexto exógeno que afecta a los precios del petróleo, una suba muy importante, así como la bajante.

El ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, dijo que conversarán con el equipo de Petropar, aunque esta no tiene competencia para establecer precios y que estos lo define el mercado. No obstante, indicó que se puede evaluar y ver alternativas para mitigar la situación, pero “nosotros no definimos precios”.

Reiteró que hay una situación exógena que no permite contener los precios, así como los commodities del sector agrícola.

a las nubes. Por otra parte, la nueva suba de precios llevará a las nubes los costos de la naftas y del diésel prémium, que de por sí ya son altos.

El sector privado estima que el reajuste estará en G. 600 o G. 800 por litro.

Calculando con el menor monto, si el Gobierno no puede evitar la suba, el gasoil común que hoy se vende a G. 6.330 pasará a costar 6.930 guaraníes el litro y va a generar el aumento del pasaje y de productos de la canasta básica. La nafta intermedia de mayor venta en el mercado (93 a 95 octanos) y que hoy se comercializa a G. 6.800 el litro, en promedio, pasará a costar G. 7.400 el litro.

  • 6.330 es el precio actual del litro de gasoil tipo III y que podría subir a G. 6.930 en la primera semana de febrero.

Dejá tu comentario