Economía

Gobierno no responde y camioneros amenazan con huelga y bloqueos

Hoy, Petropar debe reunirse con representantes de gremios del transporte de carga para definir una eventual reducción del precio de los combustibles, pero hasta ayer no hubo convocatoria.

El Gobierno sigue sin responder al planteamiento de otorgar a los camioneros una disminución de G. 1.000 en el precio actual del gasoil común y la nafta de 93 octanos, mientras los trabajadores del sector anuncian que harán una huelga y bloquearán las rutas del país si no existe una solución favorable.

El presidente de la Central Obrera y Transporte del Paraguay, Juan Villalba, indicó que para hoy está prevista la reunión –que quedó en cuarto intermedio el jueves pasado– de los transportistas con el Gobierno, aunque ni desde Petropar, Hacienda o el Viceministerio de Comercio hubo convocatoria oficial hasta ayer. “Buscamos que baje el precio de los combustibles en todas las estaciones de servicios, no solamente en Petropar, porque hay lugares del país donde Petropar no tiene estaciones de servicio”, señaló Villalba.

Recordó que el Gobierno les ofreció una rebaja de G. 400 en los emblemas de Petropar, pero aseveró que la petrolera estatal debe convocar a los emblemas privados para hablar sobre la reducción de precios en todas las estaciones. “Petropar ofreció G. 400 de reducción, pero es muy poco, los compañeros venimos trabajando solamente para pagar combustibles”, lamentó.

Más reclamos. A su turno, Diego Bogarín, del Sindicato de Trabajadores de Transporte de Carga Nacional e Internacional, manifestó que otro problema es el atraso del cumplimiento del decreto sobre costo referencial de fletes. Advirtió que 19.000 camioneros irán a huelga por la situación.

“Vamos a ir a huelga por el tema del costo operativo, porque están atrasando y hace meses salió el decreto para dar cumplimiento, pero hasta el momento está en el papel y nada más”, se quejó Bogarín.

También indicó que esperan la convocatoria de Petropar y señaló que unificarán los reclamos del sector camionero. “En relación al costo operativo no existen políticas del Gobierno para hacer cumplir el decreto, y también es cierto que hay sectores que no quieren formalizarse, porque así se controlará el trabajo y se verán muchas cosas”, reveló el dirigente.

Cuestionó al Gobierno por no hacer lo suficiente para que el impacto de la suba de los combustibles sea menor para el consumidor final y señaló que “la realidad es que baja el crudo y acá no baja nada”.

En efecto, los camioneros indicaron que decidirán qué otras medidas tomarán después de escuchar la respuesta del Gobierno, pero adelantaron que, en caso de que las autoridades rechacen la petición realizada por ellos, se prepararán para “bloquear el país”, según advirtió Darío Toñánez, dirigente camionero.

Reunión. Por su parte, el presidente de la Asociación de Propietarios y Operadores de Estaciones de Servicio y Afines (Apesa), Miguel Corrales, informó que ayer hubo una reunión con el viceministro de Comercio, Pedro Mancuello. “Nos reunimos, (para) ver cómo podemos de alguna llegar a mejores precios al consumidor final. Más bien (fue una reunión) informativa, ellos quieren saber cómo estamos nosotros”, comunicó.

  • 1.000 es la reducción que solicitan los camioneros, mientras que desde el Gobierno habían propuesto G. 400.

Nada definido sobre nueva suba

Desde las distribuidoras también aclararon ayer que hasta el momento no existe un nuevo aumento establecido del precio de los combustibles. En este sentido, Jorge Cáceres, gerente de Copetrol, indicó que “no hay nada definido todavía al respecto”. No obstante, las empresas que importan combustibles señalaron en más de una ocasión que la crisis internacional los obliga a ajustar los valores cada vez en menor tiempo.

Dejá tu comentario