Política

Giuzzio no sabía sobre código QR en cédulas implementado por la Policía

 

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, reveló ayer que existe una clara falla comunicacional entre la secretaría de Estado que él dirige y la Policía Nacional, al admitir que no tenía información sobre la decisión tomada por la Policía de implementar el código QR en las nuevas cédulas de identidad.

Sostuvo que hay cuestiones técnicas que deben ser explicadas correctamente para aclarar todas las dudas y temores. Mencionó que el código QR está siendo utilizado en el todo el mundo.

Lo que posibilita este sistema es el acceso a la información de las personas en tiempo real. La puesta en marcha de la nueva versión del documento estaba prevista para el lunes pasado, pero quedó finalmente en stand by.

A criterio de Giuzzio, la única información que reflejaría el nuevo sistema es que “si la cédula de por sí es falsa reflejaría la falsedad de este documento”.

El ministro habló del tema luego de participar del acto de egreso de nuevos integrantes del Grupo Lince, en Luque.

“Eso (código QR) está en etapa de prueba. El Ministerio del Interior no tenía conocimiento de la implementación de ese sistema. Ahora estamos reuniéndonos con los técnicos para que nos expliquen y veamos lo que haga falta hacer para mejorar”, afirmó el secretario de Estado.

Dijo que la idea surgió el año pasado y es una innovación que se incorpora en las cédulas.

El Departamento de Identificaciones estructuralmente depende de la Comandancia de la Policía.

Giuzzio admitió que no fue informado por la Policía de la implementación del plan. “No (se comunicó). De acuerdo con lo que estuvimos hablando con el viceministro”, significó sobre la falta de comunicación. Ratificó que la cartera a su cargo “no tenía conocimiento técnico y específico de la implementación del nuevo sistema”.

POSTERGACIÓN. Una vez que trascendió sobre la vigencia del nuevo plan para implementar este sistema se armó una polémica principalmente sobre la información personal que será divulgada a terceras personas. “Me parece saludable que se postergue, que se adecue, se completen las pruebas y luego se inicia”, aseveró Giuzzio.

Acotó que el Departamento de Identificaciones maneja sus propios recursos. Sostuvo que el Ministerio del Interior intervino solamente en el llamado a licitación para las cédulas y pasaportes electrónicos en el 2017.

No está previsto presupuestariamente, insistió Giuzzio. En otra ocasión, se obtuvieron los rubros a través del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide).

El anuncio del nuevo sistema fue prematuro, afirmó Giuzzio.

No obstante, aseguró que su relación con el comandante de la Policía, comisario Luis Arias, es buena. “Bien, bien”, solamente atinó a responder cuando fue consultado sobre el trabajo coordinado y de relacionamiento que existe entre ambas instancias del Gobierno.

Desde la Policía indicaron que quedó en stand by la nueva versión de la cédula hasta que se puedan adoptar los detalles técnicos. No está aún a punto la nueva máquina.


El Ministerio del Interior no tenía conocimiento de la implementación de ese sistema (código QR) en las cédulas.
Arnaldo Giuzzio,
ministro del Interior.

Me parece saludable que se postergue, que se adecue, se completen las pruebas y luego se inicia la implementación.

Se repiten las fricciones entre ambas instituciones
Las diferencias entre el ministro del Interior y el comandante de la Policía son una constante desde otras administraciones gubernamentales.
En el tiempo en que Euclides Acevedo era ministro del Interior afloró una fuerte diferencia con el ex comandante de Policía Francisco Resquín. Esto trascendió en pleno momento en que se producía el secuestro del ex vicepresidente Óscar Denis, en el 2020. El problema en este caso era la idea de ubicar en los cargos claves a los comisarios masones que forman parte del grupo de Euclides.
La misma historia se registró durante el tiempo en que Juan Ernesto Villamayor era ministro del Interior. Tuvo sus diferencias con el ex comandante Walter Vázquez, en el 2019. Una de las diferencias surgió en torno al operativo Centro Seguro. No se pusieron de acuerdo en la fecha en que debía iniciar el operativo, a pesar del pedido realizado desde el Ministerio del Interior. “Se dejó de cumplir la instrucción”, reclamó en su momento Villamayor.
Es decir que las peleas no son exclusividad de este Gobierno. También hubo en la administración de Horacio Cartes y de Fernando Lugo.

Dejá tu comentario