País

Gestión Nenecho realizó ampliación irregular de los fondos para Covid

Contraloría General no encontró ordenanza que habilita a Municipalidad de Asunción a usar 2.000 millones más a fondos del rubro 831, de aportes a entidades sociales y emergencia nacional.

La Municipalidad de Asunción realizó una ampliación de G. 2.000 millones en el rubro 831 de aporte a entidades con fines sociales sin ordenanza conocida, según la Contraloría General de la República (CGR). A más de un año de las operaciones de las compras Covid-19 realizadas durante la gestión de Óscar Nenecho Rodríguez, las operaciones de utilización de fondos siguen teniendo fugas de documentos respaldatorios. Entre ellos la reprogramación que no cuenta con ordenanza ni en autos del ente contralor ni en data pública.

Entre otro de los procesos irregulares en el manejo de los fondos, Contraloría explica que la Comuna capitalina se saltó el proceso de reglamentación que debía realizarse entre la Intendencia y la Presidencia de la Junta Municipal para el uso de este rubro durante el ejercicio del 2020 y que dicha operación contaba como fecha límite de análisis hasta el 28 de febrero del 2020, según las ordenanzas.

El rubro 831, consignado con unos G. 12.000.000.000 alcanzó los 18.500.000.000 con dos reprogramaciones. La primera por G. 2.000 millones, de la que no se tienen rastros, y la segunda por G. 4.500 millones realizada en noviembre del 2020. De las operaciones bajo este concepto solo se conoce el uso de G. 6.944.903.320, en adjudicaciones para kits de alimentos, insumos y artículos de limpieza por el Covid-19.

Contraloría destaca que según ordenanzas vigentes para el uso del presupuesto, este debe respetar un 50% para acciones, proyectos, planes, programas y medidas relacionadas al proceso de Reducción de Riesgos a Desastres, lo que se cumple gracias a la ampliación, que no obra con antecedentes.

“En el año 2020 las contrataciones efectuadas por la Dirección General de Gestión y Reducción de Riesgos de Desastre en el marco de la emergencia por Covid-19, totalizaron el importe de G. 6.944.903.320, importe que estaría dentro del porcentaje del 50% del total presupuestado para el objeto 831 según lo establecido en el Art32. Sin embargo, no se proveyó la ordenanza que aprobó la primera ampliación del presupuesto del objeto 831, por la cual se aumentaron de G. 12.000.000.000 a G. 14.000.000.000 los recursos disponibles, y tampoco se encuentra publicada en la web institucional”, explica el informe técnico.

El Presupuesto General de Ingresos y Gastos y el Clasificador Presupuestario de la Municipalidad de Asunción para el ejercicio fiscal 2020 fueron aprobados por la ordenanza número 256/19 con una suma de G. 1.532.611.070.136. De ese total, para el programa Gestión y Reducción de Riesgos de desastre fue asignada la suma de G. 16.815.109.669, y dentro de este programa se encuentra el objeto del gasto 831, el cual tiene designado el importe de G. 12.000.000.000, originalmente, previéndose su análisis y reglamentación, paso que nunca se realizó antes de su uso para las compras bajo la emergencia pandémica.

En este punto Contraloría además destacó, en cuanto al presupuesto general, que existe una falta de unos G. 108.272.700 entre planilla de rendición de cuentas aprobadas por el consejo y la de rendición de cuentas.

De contramano

A la falta de criterios en la elaboración de pliegos de bases y condiciones, la ausencia de estudio previo de afectados e invitaciones a proveedores no calificados, se le suma el informe tardío a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) con la que la Dirección General de Riesgo debía coordinar acciones.

Según documentos remitidos a la CGR, la Municipalidad de Asunción compartió detalles de los llamados realizados recién en noviembre de 2020, cuando las adjudicaciones se celebraron desde marzo.

Recurrieron a la SEN para la consulta solo para los tres últimos llamados del año en concepto de kits de alimentos y provisión de chapas. En este sentido la Dirección General de Gestión y Reducción de Riesgos de Desastres de la Municipalidad de Asunción no coordinó sus acciones y actividades con la SEN, contraviniendo una vez más las disposiciones de la Junta Municipal establecidas en las ordenanzas.


18.500 millones se destinaron al rubro 831. Que sumó 6.500 millones con reprogramaciones, una sin ordenanza.

6.944 millones de guaraníes destinó la Comuna en contrataciones por la emergencia en pandemia por Covid-19.

Dejá tu comentario