Economía

Gasolineras se multiplican en plena pandemia y urge regulación efectiva

Las estaciones de servicio no paran de crecer en número en todo el territorio del país. El año pasado, pese a la pandemia, se habilitaron 117 nuevas y ya hay un total de 2.427 servicentros.

La excesiva cantidad de estaciones de servicio existentes en el país para el volumen que se comercializa viene siendo denunciada hace años por la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio y Afines (Apesa). Sin embargo, este hecho aún no pudo ser contrarrestado a través de nuevas y mejores regulaciones. Asunción y el área metropolitana son las que concentran la mayor cantidad.

Según los datos estadísticos oficiales del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), el año pasado fueron habilitados 117 nuevos locales de expendio de combustibles.

Hasta ahora, en todo el territorio nacional hay 2.427 estaciones de servicio habilitadas para operar. De acuerdo con un recorrido por ciudades del área metropolitana, se pudo observar que no respetan siquiera una mínima distancia y se ubican una frente a otra ya existente o al lado.

Los antecedentes y datos recabados señalan que si bien esto ya se venía produciendo hace tiempo, desde el 2019 tuvo vía libre legal, luego de que distribuidoras pequeñas, entre ellas, Gasur, que hoy se convirtió en Enex, accionaron en contra de una resolución del Mades, que establecía mínima distancia entre estaciones y también otras exigencias mayores. La Corte dio lugar a la demanda y hoy hasta pueden construir una al lado de otra.

Incluso, el hecho de que las ya existentes estaciones podrían ser negociadas y realizar solo cambio de emblemas, las distribuidoras pequeñas no dejarían de seguir habilitando y construyendo nuevas para aumentar su volumen de venta al consumidor final.

Asimismo, el aumento de estaciones en Asunción de 141 a 161 el año pasado resulta llamativo, teniendo en cuenta que se mantiene vigente la ordenanza que establece un mínimo de mil metros entre locales de expendio.

Un estudio ambiental había señalado a las estaciones de servicio como responsables de la contaminación del acuífero Patiño en Central. Apesa había acompañado las acciones para que el Ministerio del Ambiente establezca regulaciones más estrictas para la habilitación de nuevos locales.

En este contexto, el Mades emitió la Resolución 345/19, que establecía nuevas y estrictas condiciones que deben reunir las nuevas estaciones de servicio, como el tema de equipamiento y mínimo de superficie, a fin de ir reduciendo la contaminación ambiental que producen. Esto fue dejado sin efecto por la Corte.

REGLAMENTACIÓN. Por su parte, el actual titular de Apesa, Miguel Corrales, consideró que todos los actores del sector de combustibles deben trabajar en una reglamentación nacional, leyes y ordenanzas municipales para regular el tema de las estaciones de servicio.

Apuntó que en este momento se está produciendo una guerra comercial en la cual los distribuidores más pequeños buscan crecer, pero los operadores de estaciones están ajenos a eso.

Igualmente, sostuvo que no debería preocupar el lado peligroso de las estaciones, porque las mismas tienen condiciones de seguridad y que las estadísticas lo demuestran, sino el hecho de que continúen inversiones en nuevos locales, pese a que cada vez el negocio resulta menos rentable, atendiendo que se reduce el volumen de facturación. Consideró que también se debe trabajar en el aspecto del medioambiente, a partir de una nueva reglamentación con el Mades.

“De hecho nosotros estamos trabajando con el ministerio. Nosotros mejoramos muchísimo el estándar de construcción con tanques herméticos dobles, forrados en fibra de vidrio y cañerías antiexplosivas”, aseveró.

Embed

Dejá tu comentario