Sucesos

Fiscalía halló 1.000 cheques de terceros en las oficinas de RGD

También encontraron escrituras públicas y documentos de transferencias de inmuebles, que confirmarían el esquema de apriete utilizado por el prestamista para obtener ganancias siderales.

El Ministerio Público cuenta con más de 1.000 hojas de cheques de distintos cargos y pertenecientes a terceras personas que fueron halladas en los allanamientos que se hicieron en las oficinas de Ramón González Daher.

En el primer operativo, que se realizó el 13 de noviembre de 2019, los investigadores también hallaron listados de denuncias y causas penales formuladas por el prestamista luqueño en distintas unidades fiscales por estafa.

Estas evidencias forman parte de un cúmulo de documentos presentados por el Ministerio Público para presentar acusación contra RGD por usura y lavado de dinero.

La existencia de los cheques, según fuentes investigativas, confirmaría el modus operandi denunciado por varias de las víctimas.

El testimonio de varias víctimas aseguraba que Ramón ponía como requisito, para otorgar los préstamos, que se le emitan cheques por adelantado por el monto del capital, más el alto interés y estos documentos tenían que estar firmados y endosados.

Los presuntos perjudicados afirman que el prestamista solicitaba que las fechas de emisión de estos cheques quedaran en blanco para luego usarlos contra sus deudores.

La argucia a la que recurría, presuntamente era la de cobrar todas las cuotas pactadas menos la última, en la que supuestamente no se hacía encontrar por sus clientes.

Siempre según el testimonio de los afectados, Ramón ejecutaba el último cheque con conocimiento de que la cuenta bancaria no contaba con dicha disponibilidad para el desembolso de la cuota, por lo que el cheque rebotaba y la cuenta era cancelada por la entidad bancaria.

Este hecho le servía para realizar las denuncias por estafa contra sus clientes, que en muchos casos, se vieron obligados a transferirle sus bienes para saldar la deuda acumulada.

Las personas que se acercaban a él y no contaban con chequera, se les daba el dinero a cambio de pagarés firmados o por títulos de inmuebles u otros bienes.

Los procedimientos se realizaron con agentes del Departamento de Delitos Económicos de la Policía en el domicilio de Ramón González Daher, en Luque, la casa de su hijo situada en la misma ciudad y en las oficinas de ambos, en un edificio de Asunción.

INVESTIGACIÓN. Con estos elementos y otros con los que se cuenta, el fiscal Osmar Legal, que está al frente de las pesquisas, presentó la acusación por usura y lavado de dinero.

El agente del Ministerio Público afirma que tiene forma de sostener en juicio, que Ramón obtuvo en estos años grandes sumas de dinero producto de préstamos, a los que aplicaba una tasa de interés superior a lo estipulado por el Banco Central.

De acuerdo con el trabajo realizado, Ramón ocultó esta actividad a los organismos de control, declarando que el dinero que movía eran beneficios obtenidos por cobro de alquileres, cuando en realidad habrían provenido de los intereses que cobraba por los préstamos.


Denuncias realizadas estando tras las rejas
Unas 507 denuncias por estafa realizadas por Ramón contra sus clientes, fueron recibidas por la Fiscalía desde el año 2001 hasta junio del 2020, según datos que manejan en la investigación.
Esto promedia alrededor de una demanda por estafa cada 13 días.
Este era uno de los métodos de apriete que habría utilizado el hombre para cobrar a sus deudores, con la anuencia de fiscales y jueces.
Según había publicado ÚH, RGD siguió promoviendo acciones legales aun estando en prisión, en la Agrupación Especializada, donde estuvo recluido desde noviembre del 2019 a junio del 2020.
El 14 de enero del año pasado, cuando el hombre estaba tras las rejas, dos casos fueron promovidos en la Unidad 1 de Luque, a cargo del fiscal Francisco Gabriel Torres y otros dos en la Unidad 3 de la misma ciudad, a cargo Silvio Rubén Alegre, agente del Ministerio Público.
El 9 de junio de 2020, unos días antes de recuperar su libertad, seis denuncias también por apropiación y estafa.
Estos cayeron en manos de las fiscalas Mirtha Ortiz, Sandra Ledezma y Fátima Villasboa.

Dejá tu comentario