Economía

Firma británica invertirá USD 550 millones para producir hidrógeno

 

La compañía británica Atome Energy PLC invertirá en Paraguay cerca de USD 550 millones para implementar centros de producción de hidrógeno ecológico y amoniaco, como una energía alternativa de vanguardia, libre de emisiones de gases contaminantes en su generación y que puede ser exportada a otros países.

Para lograr eso, la firma del Reino Unido firmó un convenio con el Parque Tecnológico de Itaipú Binacional con miras a implementar estos centros productivos , según revelaron fuentes de la Embajada del Reino Unido en Paraguay y de la empresa.

“Cifras estimadas por la compañía (Atome Energy) rondan los USD 100 millones para la instalación del primer módulo (de producción de hidrógeno), llegando a superar aproximadamente los USD 550 millones. La implementación de la tecnología está avanzando de forma importante, aunque pueden haber cambios más adelante”, señaló James Spalding, quien fuera ministro de Hacienda y director paraguayo de Itaipú, y que actualmente funge como uno de los accionistas de la firma británica.

DETALLES. El convenio logrado entre Itaipú y Atome Energy apunta a producir a gran escala el hidrógeno ecológico y amoniaco a partir de fuentes de energía limpia.

La compañía proyecta una capacidad de producción estimada de 50 MW para fines del 2024, y los planes indican que se incrementará la producción gradualmente, hasta llegar a los 250 MW, equivalente a casi la potencia instalada de la represa de Acaray (210 MW).

Atome Energy implementará el mismo proyecto de modo simultáneo en Islandia, donde también tendrán acceso a fuentes de energía limpia, según revela la firma.

La compañía británica ve a Paraguay como un importante centro para la producción de hidrógeno, por su fácil acceso a energía limpia procedente de las hidroeléctricas, así como su participación en el Mercosur, convirtiéndolo en un sitio clave para un proyecto de gran escala.

El centro de producción se localizará a un kilómetro de la usina de Itaipú, con amplio acceso a la energía proveída por la represa y con fácil salida al río para facilitar el transporte. Con mercados interesados en estos productos, tanto en Paraguay como el Mercosur, es posible proyectar la exportación al resto del mundo en el futuro. El proyecto es parte de “la ruta del hidrógeno verde en Paraguay”, una política de la agenda de energía sostenible del Estado que busca energías alternativas a través de firmas privadas en proceso de transición hacia la no emisión de gases de efecto invernadero.


LA CIFRA
250 megavatios tendría el centro de producción de hidrógeno, similar a la potencia instalada de la represa de Acaray.

Dejá tu comentario