Mundo

Fernández defiende a ex funcionarios kirchneristas que están detenidos

Alberto Fernández, el presidente electo argentino, sostuvo que “la mayoría” de los ex funcionarios kirchneristas presos de manera preventiva en realidad están detenidos de modo “arbitrario”.

El presidente electo argentino, Alberto Fernández, dijo ayer que “la mayoría” de los ex funcionarios kirchneristas presos de manera preventiva durante sus procesos judiciales, están en realidad detenidos de manera “arbitraria”.

“No tengo ninguna duda que están mal detenidos en la mayoría de los casos“, dijo Fernández en una entrevista con la emisora argentino-uruguaya Radio Colonia, un día después de que centenares de personas se manifestaran en Buenos Aires para exigir la libertad de varios políticos kirchneristas, calificados de “presos políticos” por algunos.

Fernández, que asumirá el poder el próximo 10 de diciembre en lo que significará la vuelta del peronismo al poder, afirmó que para él no son presos políticos sino que la denominación adecuada sería “detenidos arbitrarios”.

“Tengo una diferencia conceptual sobre lo que es un preso político: Un preso político es en todo el mundo un preso sin proceso. En Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa“, indicó Fernández.

Sobre ellos, dijo que son personas que podrían “soportar sus procesos en libertad, pero solo los retienen porque son opositores”. Por eso, “muchos sienten que allí está el contenido político, y tal vez tienen razón, pero hay un juicio detrás”, recalcó el presidente electo del país austral.

INVESTIGADA. La vicepresidenta de Fernández será la ex mandataria Cristina Fernández (2007-2015), quien afronta varias causas por supuesta corrupción en las que otros procesados están en prisión preventiva a la espera de juicio o durante el mismo.

Al contar con los fueros otorgados hasta el momento por su cargo de senadora, la Justicia no encarceló a Cristina Fernández. En tanto, Alberto Fernández aseveró que este tipo de encarcelaciones “sientan precedente”.

“Si un día se lo aplican a uno, mañana se lo pueden aplicar a otro”, sostuvo, al tiempo que especificó que “en verdad, ninguno de los dos tiene que estar preso”.

El futuro mandatario argentino, que visitó al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva antes de que la Justicia brasileña decretara su excarcelación por un proceso de supuesta corrupción, dijo que “el mejor estado de derecho respeta el derecho de todos”.

La manifestación del jueves último, convocada bajo el lema de Navidad sin presos políticos, se produjo apenas un mes y medio después de que, en plena campaña por las elecciones presidenciales del 27 de octubre, la Justicia argentina excarcelara a varias figuras del kirchnerismo, que estaban en prisión preventiva por presuntos casos de corrupción. Recientemente, los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa, y el arquitecto Carlos Kirchner, primo del ex presidente Néstor Kirchner, salieron de prisión.


Se crea Agencia de Protección a Testigos
El Gobierno argentino saliente, del presidente Mauricio Macri, anunció ayer la creación de la Agencia Nacional de Protección a Testigos e Imputados a través de un decreto para garantizar la “seguridad” de quienes ayuden a la Justicia “de modo trascendente y eficiente”.
El ente tendrá “autonomía funcional” y será “autárquico”, aunque estará a cargo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que hasta el próximo 10 de diciembre será dirigido por Germán Garavano, para luego pasar al nuevo gobierno peronista. El organismo ejecutará medidas que “preserven la seguridad de testigos e imputados que estén en una situación de peligro para su vida o integridad física”, tras colaborar en una investigación judicial. EFE

Dejá tu comentario