País

Familias de Laguna Pytã rechazan casas que sean “cajas de fósforos”

 

La posibilidad de que se construyan casas similares a las de los barrios San Francisco (Zeballos Cué) y Jardín de la Bahía (avenida Costanera) es rechazada por las familias que habitan la zona de Laguna Pytã, en el Bañado Norte, con vistas a la megaobra de 1.800 viviendas a ser financiadas con donación de Taiwán.

Liliana Bóveda, de la organización Mbarete por la Vivienda, integrada por 12 comisiones vecinales, aseveró que hasta ahora no vieron los modelos definitivos, pero resaltó que todo debe ser fruto de una negociación y no de imposiciones. “Nos dicen que las viviendas que nos quieren dar son como cajas de fósforos. Si es así, no aceptamos. No porque se haya firmado un acuerdo el proyecto ya está. La gente de Blanco Cué es la que más se opone”, sostuvo.

Advirtió que de no ser oídos podrían salir a las calles a hacer sus reclamos. “Las familias que por décadas vivimos aquí estamos de por medio y nos deben respetar”, dijo.

Concluyó que un modelo con el que están de acuerdo es el que se materializó en la Costanera Norte, con viviendas de tres dormitorios (dos para niños y uno matrimonial), cocina, baño, un salón y patio delantero y trasero.

Hay gente que habla de inversiones en sus casas y de préstamos que aún pagan, por lo que piden la posibilidad de ser indemnizada.

RESPUESTA. El viceministro de Vivienda e Infraestructura del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Julio Samaniego, indicó que el objetivo es dignificar las viviendas de los potenciales beneficiarios, además de dotarles de centros de acopios para quienes se dedican al reciclaje, unidad básica de salud familiar, entre otros.

Si bien no se mostró contrario a dialogar con los pobladores sobre el modelo de las casas, indicó que ya tienen la tipología a ser construida, que son residencias unifamiliares y multifamiliares, que son departamentos en edificios de hasta cuatro pisos.

Resaltó que es del criterio de que las casas se entreguen con título, con la cláusula que impida su venta al menos por diez años, para no repetir errores que se tuvieron en San Francisco, donde al no existir titulación no pagan ni impuesto inmobiliario ni tasas de recolección y no se tiene sentido de pertenencia.


Pobladores exigen que el modelo de las 1.800 viviendas que se harán en la zona ribereña se negocie y no se imponga. Desde el MUVH aseguran que quieren dignificar las unidades habitacionales.

No aceptaremos cualquier cosa. En San Francisco las casas no tienen patio y no se puede ni hacer un asado.
Liliana Bóveda,
dirigente vecinal.

En mi caso, estoy de acuerdo con las casas que quieren dar. Vivo con mis padres y necesito independizarme.
Claudia Sánchez,
pobladora.

1.800
viviendas se construirán en zona de Laguna Pytã, Blanco Cué y Tablada Nueva. Se hará un censo de familias.

34,4
hectáreas de relleno hidráulico procederá a colocar el MUVH, incluidos taludes para defensa contra las inundacio

Dejá tu comentario