22 may. 2024

Fallece Carmen Argibay, primera juez de Corte Suprema argentina en democracia

La ministra de la Corte Suprema de Justicia de Argentina Carmen María Argibay, la primera mujer en llegar a ese cargo en democracia, falleció el sábado en Buenos Aires a los 74 años a consecuencia de un enfisema pulmonar que padecía desde hacía varios años, informaron fuentes judiciales.

Argibay.jpg

Carmen Argibay falleció el sábado a los 74 años por un paro cardiorrespiratorio. Foto: letrap.com.ar.

EFE. Argibay, que ocupaba su cargo desde el 3 de febrero de 2005 cuando fue nombrada por el entonces presidente argentino, Néstor Kirchner, murió tras sufrir un paro cardiorrespiratorio en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT) de la capital argentina.

La magistrada estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, y se licenció como abogada el 11 de junio de 1964.

Después, trabajó en varios juzgados públicos y enseñó Derecho en varias universidades, hasta 1976.

El 24 de marzo de ese año, el día del golpe militar, fue arrestada y estuvo detenida hasta diciembre y a partir de allí se dedicó a la práctica privada de la abogacía.

Durante el Gobierno democrático de Raúl Alfonsín, el 7 de junio de 1984, fue nombrada jueza y ascendida en 1988 y en 1993, para jubilarse el 1 de enero de 2002.

Argibay es integrante de la Asociación Internacional de Derecho Penal, y miembro fundadora de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces, organización que presidió desde 1998 hasta 2000.

También fundó la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina, y formó parte del Tribunal Internacional de Mujeres sobre Crímenes de Guerra para el Enjuiciamiento de la Esclavitud Sexual, que condenó en diciembre de 2000 al ejército japonés por los crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial.

En junio de 2001 fue nombrada por la Asamblea General de las Naciones Unidas como jueza “ad litem” (a los efectos del juicio) en el Tribunal Criminal Internacional que juzgó crímenes de guerra en la ex-Yugoslavia.

Argibay fue una de las primeras personas designadas para formar parte de la Corte Suprema cuando el expresidente Kirchner tomó la decisión política de renovar el Tribunal para terminar con la llamada “mayoría automática” impulsada por el Gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

El Senado argentino aprobó su designación el 7 de julio de 2004 para convertirse en miembro de la Corte el 3 de febrero de 2005, cuando concluyó su labor en el Tribunal Criminal Internacional que juzgó crímenes de guerra en la ex-Yugoslavia.

Argibay sufría de un enfisema pulmonar que se le complicó con otras patologías y esto causó que en los últimos tiempos no concurriera a la Corte Suprema.

Más contenido de esta sección
Ecuador declaró el estado de excepción en siete de las 24 provincias del país donde la violencia ha empeorado en las últimas semanas con varias matanzas, anunció el miércoles el gobierno, que mantiene una lucha contra las bandas del narcotráfico desde enero.
España, Irlanda y Noruega anunciaron este miércoles que reconocerán a fin de mes a Palestina como Estado, un paso que Israel, en plena ofensiva militar contra Hamás en Gaza, calificó de “recompensa al terrorismo”.
El campo magnético del Sol se genera “solo” unos 30.000 kilómetros por debajo de su superficie, un descubrimiento que puede ayudar a comprender mejor los procesos dinámicos de la estrella y a predecir con mayor exactitud las potentes tormentas solares.
España, Noruega e Irlanda anunciaron este miércoles el reconocimiento de Palestina como Estado, una decisión que se formalizará el 28 de mayo y que ha sido saludada por la Autoridad Nacional Palestina y por la organización islamista Hamás.
“El avión tembló y, un segundo después, se precipitó”, narra un pasajero canadiense que viajaba en el vuelo de Singapore Airlines que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Bangkok en la víspera tras “súbitas y fuertes turbulencias”, que provocaron un muerto y decenas de heridos.
Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, conmemoran este miércoles veinte años de casados con una agenda privada y sin sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, quienes están fuera de Madrid cumpliendo sus respectivas formaciones.