Sociales

Faby Rojas: “Mi mundo es de color rosa con mi Amelia”

 

Convertirse en madre es una de las experiencias más transformadoras de la vida, pues ayuda a una mujer a crecer, a aprender nuevas cosas y a ver el mundo con otros ojos. Logra que cada una vaya evolucionando paso a paso, como una mejor versión de una misma.

El primer Día de las Madre es inolvidable, algo que se recordará toda la vida. Tal es el caso de Faby Rojas, la destacada maquilladora paraguaya que se estrenó recientemente como mamá de la pequeña y bella Amelia.

“Mi primer día de las madres y mi mundo es de color rosa con mi Amelia. Es maravilloso porque tengo a mi bebé sana y en mi casa”, afirma con emoción la profesional, reconocida por su trabajo con personalidades famosas, una de ellas la primera dama, Silvana Abdo.

La empresaria, que contrajo matrimonio en el año 2017 con Germán Rivera, reside actualmente en Estados Unidos, pero reconoce que su corazón siempre está en Paraguay. “El pasado domingo, el 10 de mayo fue el Día de las Madres aquí en Estados Unidos y se me pasó, no lo tuve en cuenta. Pero en realidad, para mí el Día de la Madre lo voy a celebrar hoy, el 15 de mayo”, afirma.

Tristemente este año no podrá compartir con su madre este día, porque ella no llegó a viajar antes de las suspensiones de vuelos. Pero de todas maneras tiene la esperanza de que pronto estarán juntas y podrán manifestar sus afectos con un fuerte abrazo. Por el momento solo lo harán desde la distancia.

primer reto como madre. Al nacer, la pequeña Amelia quedó internada en el hospital por lo que Faby afirma que fueron días duros. “Esos días fueron muy difíciles y agradezco a Dios por su sanidad”, comparte.

Como si fuera una coincidencia, la pequeña pudo recibir su alta casi una semana antes del primer Día de la Madre de su mami. “Cada día veía con ojos de fe y confianza”, recuerda Faby.

Admiración. Para la maquilladora poder concebir una vida es una gran bendición. Siente una admiración inmensa por cada una de las madres y agradece a cada una de ellas por la valentía que tuvieron en apostar a la vida. “Son una bendición y ejemplo, Dios las bendiga abundantemente”, expresa.

En cuanto a lo laboral, el estudio de maquillaje que lleva su nombre sigue en pie, pero por las disposiciones del Estado esperan su habilitación para retomar sus actividades.

En Miami también sus actividades laborales están en pausa, por lo que Rojas apuesta a la reinversión con asesoramientos para emplear un spa en casa. “Actualmente estoy asesorando sobre el cuidado de la piel y ofreciendo tecnología profesional para usarla en la casa”, comenta la profesional de belleza.

Dejá tu comentario