25 abr. 2024

Estado tramita recuperación de las tierras de indígenas

Abogado de los nativos aseguró que tanto el Indi como el Indert están detrás de las tierras que alguna vez fueron de los indígenas ava guaraní, que habían sido sacados del lugar y ahora nuevamente las reivindican.

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

El Instituto Nacional de Desa- rrollo Rural y de la Tierra (Indert) y el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) pretenden recuperar tierras ancestrales de los ava guaraní en el distrito de Itakyry, según el licenciado Humberto Cabañas, asesor de la Asociación de Comunidades Indígenas del Alto Paraná, quien recomendó al productor Newton Salvatti que negocie las tierras de la firma Agro KLM SA con el Estado.

El brasiguayo es socio propie- tario de la empresa agrícola, que fue ocupada por un grupo de 20 familias de nativos, quienes fueron desalojadas el miércoles pasado mediante orden judicial firmada por la jueza Celsa Rojas de Minga Porã.

El inmueble está ubicado en la colonia Zanja Moroti, distrito de Itakyry, a unos 15 kilómetros del centro urbano y unos 105 kilómetros de Ciudad del Este.

Sobre las tierras existe un expediente administrativo en el Indert para la recuperación, en el que se están agregando varios documentos que confir- man que en ese sector existe una propiedad de los ava guaraní, de donde estos fueron expulsados.

El ingreso al inmueble por parte de los indígenas pretende imprimir presión a las autoridades del Estado, para que se resuelva una cuestión de fondo, que es la recuperación de tierras ancestrales, según lo señalado por el antropólogo.

Humberto Cabañas, licenciado en Filosofía, asesora a la Asociación de Comunidades Indígenas del Alto Paraná y sostiene que existen documentos que revelan que los nativos tenían unas 5.000 hectáreas de tierras en el sector, que fue ocupada por un tal Coronel Aquino, en la década de los 70, quien expulsó a punta de armas de fuego a los nativos. Existe un informe antropológico que confirma datos revelados por los ava guaraní, señala Cabañas.

“Tenés que ver la manera de negociar tu propiedad con el Estado, caso contrario reivindicarían de ti. Existe un expe- diente administrativo en el Indert y documentos que señalan que esto pertenece al Instituto Nacional del Indígena”, indicó el antropólogo al productor, afirmación que sonó a advertencia de que el brasileño perdería sus tierras, a pesar de que posee títulos de propiedad a su nombre.

INVERSIÓN. Newton Salvatti sostuvo que en el lugar existe una fuerte inversión económica y que la propiedad está valuada en 8 millones de dólares, con un cálculo estimativo en 7.000 dólares por hectárea.

El productor señaló que la firma Agro KLM SA tiene certi- ficación de la Seam y de la comunidad económica europea, porque cuenta con una reserva de 36 %, más de lo exigido por las leyes de la nación, con relación al medio ambiente. “Ellos pagaron menos de 3.000 dólares por hectárea en Canindeyú”, sostuvo Salvatti, al señalar que el precio es mucho mayor de lo que el Estado paga por los inmuebles desafectados para los nativos.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.