23 abr. 2024

Estado debe reparar impunidad en el caso Santiago Leguizamón

A casi 30 años del asesinato del periodista Santiago Leguizamón por sicarios de la mafia fronteriza en Amambay, ocurrido en abril de 1991, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha hallado responsable al Estado paraguayo por la impunidad del crimen y por no brindar la debida protección. Ahora exige que se haga una investigación completa del caso, se reparen las graves falencias y se adopten medidas para reducir la exposición de periodistas y trabajadores de medios de comunicación que se encuentran en situación de riesgo especial. Una vez más, resulta lamentable que un organismo internacional deba garantizar la justicia que las autoridades paraguayas no son capaces de proveer a sus conciudadanos.

El próximo 26 de abril de 2021 se cumplirán 30 años del asesinato del periodista Santiago Leguizamón en la ciudad fronteriza de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, considerado el primer grave crimen desde la caída de la dictadura para acallar las denuncias sobre el crimen organizado y la narcopolítica que el comunicador venía desarrollando en sus informes de prensa.

El Estado paraguayo nunca se interesó en investigar verdaderamente el asesinato, ocurrido durante el gobierno del general Andrés Rodríguez, porque la trama envolvía a personas muy cercanas al poder de la época. Por el contrario, el sistema de Justicia y las demás instituciones del Estado, más que descubrir a los asesinatos se encargaron de encubrir el caso, posibilitando que otros 16 casos de asesinatos de periodistas se sigan cometiendo, la mayoría en la impunidad. El único caso que mereció una investigación y la detención de los principales responsables fue el asesinato del corresponsal Pablo Medina, del diario ABC Color, ocurrido en 2014.

Esta semana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió una resolución de fondo, estableciendo que el Estado paraguayo es responsable de varias violaciones de los artículos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica), respecto al asesinato del periodista Santiago Leguizamón, y de que este caso haya quedado en la impunidad.

Concretamente, la CIDH considera que se violaron los artículos 4 (derecho a la vida), 5 (prohibición de la tortura y malos tratos), 13 (derecho a la libertad de expresión), 8 (derecho a la justicia) y 25 (protección judicial), en relación con el artículo 1.1 de la Convención, en perjuicio del periodista y su familia.

En su informe, el organismo internacional recomienda al Estado paraguayo cumplir los siguientes puntos: Realizar una investigación completa del asesinato; Establecer cooperación del Estado de Brasil para que Paraguay investigue y sancione o, en su caso que Paraguay colabore con el Estado de Brasil para que se realice una investigación; Adoptar medidas para reducir la exposición al riesgo de periodistas y trabajadores de medios de comunicación que se encuentran en situación de riesgo especial; Fortalecer la capacidad institucional para combatir el patrón de impunidad frente a casos de amenazas y muertes de periodistas; Reparar integralmente las violaciones de derechos humanos declaradas en el informe; Diseñar programas de formación y capacitación que incluyan los estándares y criterios con relación la investigación de crímenes contra periodistas.

La resolución de la CIDH abre la posibilidad de que la familia de Leguizamón y los gremios de periodistas en el país encuentren por fin una mejor respuesta a los muchos reclamos ante los graves ataques a la libertad de expresión y respecto a la impunidad que envuelve a la mayoría de los casos. Una vez más, resulta lamentable que un organismo internacional deba garantizar la justicia que las autoridades paraguayas no son capaces de proveer a sus conciudadanos.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.