País

Especialistas enseñan sobre las afecciones nasales

 

En el marco de la Semana de la Respiración Nasal, la Cátedra y Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, realizó charlas educativas sobre la importancia de la buena respiración nasal para la buena calidad de vida, tanto en niños como en adultos.

Los médicos residentes del servicio de Otorrinolaringología destacaron que los cornetes, en ocasiones suelen confundirse con las adenoides.

Los cornetes se ven al abrir la nariz y a veces están aumentados o más rojos. Existen tres tipos: inferior, medio y superior; en la ocasión enfocó su explicación sobre el cornete inferior, explicó la Dra. Adriana García.

“Los cornetes están recubiertos por mucosa y vasos sanguíneos, con función de humidificar, filtrar y calentar el aire que respiramos. En ocasiones pueden agrandarse por algunos factores, como la alergia, que hace que la función disminuya. Las adenoides suelen estar más atrás y no se ven a simple vista. Estas pueden generar obstrucción nasal, que hace que el paciente sienta una falta de entrada de aire por la nariz, provocando una hipertrofia de estas carnecitas. Normalmente esto se da también en patologías como la rinitis alérgica, que ante los cambios climáticos, la mucosa que reviste la parte de los cornetes inferiores se inflaman, provocando una obstrucción nasal”, indicó la especialista.

Sobre el tratamiento, la profesional refirió que puede realizarse con medicamentos y el quirúrgico. “El primer paso es evaluar si el paciente responde a la medicación; si los efectos no son los esperados se procede al tratamiento quirúrgico, que corresponde a una recepción parcial de los cornetes inferiores para lograr una mayor ventilación a nivel nasal y poder superar la obstrucción generada”.

Añadió que como segunda opción de recuperación de la enfermedad, el tratamiento no siempre tiene que ser quirúrgico, puesto que muchas veces existen patologías de base que requerirán atención primaria antes de avanzar hacia la hipertrofia de cornetes.

Dejá tu comentario