País

Escuelas siguen en crisis, pese a millonarios fondos en municipios

 

Unos G. 2,2 billones recibieron los municipios desde el 2021 hasta el 2020 las 256 Comunas de todo el país en concepto del Fonacide, para obras de infraestructura, alimentación escolar y equipamientos como mesas y sillas.

Pero, a día de hoy son 6 de cada 10 instituciones educativas públicas las que requieren de reparaciones y el 50% necesitan equipamientos para salas de clase, bibliotecas o sanitarios.

Ante esta crisis educativa, que se agravó con la pandemia del Covid-19 y el cierre de las escuelas, organizaciones instan a informarse sobre las inversiones y tareas realizadas por las intendentes antes de ir a las urnas para las municipales del 10 de octubre próximo.

Una condena de cuatro años de cárcel recibió este martes el ex intendente colorado de Lambaré, Roberto Cárdenas, por la caída del techo de una sala de clase, que dejó a una decena de estudiantes con secuelas físicas y psicológicas en el 2015 en el Colegio Nacional de la ciudad.

Ya imputado, el ex jefe municipal perdió las elecciones en noviembre de ese mismo año, cuando pretendía ir por un tercer mandato en la comuna lambareña.

Luego de recibir más de G. 29.000 millones del Fonacide en este distrito entre el 2012 y el 2020, casi el 50% de las escuelas públicas requieren de refacciones y 7.291 alumnos no cuentan con alimentación.

En este contexto se lanzó ayer desde la organización Juntos por la Educación la campaña Votá Educación, que pretende impulsar información pública para que la ciudadanía consulte en sus ciudades sobre el uso de los recursos para los centros educativos.

Destaque. Resaltar la relevancia en la tarea de los municipios con la educación es demasiado importante, asegura Óscar Charotti, director de Juntos. “Manejan una serie de recursos de infraestructura y alimentación que impacta directamente en la calidad de vida de los niños”.

Alientan a que las personas no solo se informen, sino que pregunten y debatan con los candidatos de cada municipio sobre la prioridad que tendrán las escuelas en su gestión.

Los informes de cada comuna pueden observarse en el sitio https://observatorio.org.py.

“Queremos generar diálogo sobre la realidad y los desafíos de la educación pública. Más aún porque el Paraguay, en su Carta Magna de 1992, otorga a la descentralización el papel del fortalecimiento de la democracia y el involucramiento de la ciudadanía en la gestión de lo público”, agregó Yan Speranza, presidente del consejo directivo de la organización de empresarios.

Pandemia. Otro punto debatido fue el de los efectos de la pandemia del Covid-19 en el sector.

La crisis educativa ya estaba instalada antes de la llegada del coronavirus al país en marzo del año pasado.

En ese entonces, se cerraron las instituciones educativas en todo el territorio y se reabrieron luego de 18 meses.

“La situación se agudizó en este contexto”, lamentó Óscar Charotti. De acuerdo a estudios locales e internacionales, 7 de cada 10 estudiantes no logran el nivel mínimo en matemáticas, castellano y guaraní en el país.

De acuerdo con la Unesco, los niños, niñas y adolescentes en distintas regiones, principalmente en América Latina, podrían tener un año de rezago educativo por la inhabilitación de los establecimientos escolares.

Pese a los esfuerzos de la comunidad educativa, un protocolo difícil de cumplir en zonas vulnerables y la falta de mayor inversión de municipios y del propio MEC para insumos y la infraestructura, la presencialidad en los centros no supera el 40% de estudiantes matriculados, de acuerdo con reportes de directores y profesores.


Datos del observatorio educativo sobre Fonacide

29.083.200.000 guaraníes recibió el municipio de Lambaré en ocho años, pero el 48% de las 31 escuelas públicas necesitan de refacciones o construcción de aulas. El 65% necesita muebles y el 74% de reparación de servicios sanitarios. Cerca de 7.300 alumnos no reciben almuerzo escolar.

45.620.800.000 guaraníes recibió Asunción entre 2012 y 2020, pero el 48% de 124 establecimientos escolares necesitan reparaciones o construcciones. El 52%, requiere de muebles y 56% de reparación de sanitarios. Más de 26.000 estudiantes necesitan de alimentación escolar.

8.352.000.000 guaraníes recibió San Pedro del Ycuamandiyú entre 2012 y 2020 para invertir en infraestructura, equipamientos y alimentación. Sin embargo, el 54% de 101 instituciones educativas requiere de reparaciones o construcciones de salones de clase. El 58% necesita sillas, mesas y otros equipamientos. El 44% de estos centros necesitan reparaciones o construcciones de servicios sanitarios.

83.635.200.000 guaraníes obtuvo la Comuna de Ciudad del Este del 2012 al 2020 para reparaciones, compra de muebles y alimentos escolares. No obstante, el 83% de las instituciones educativas necesitan de refacciones o construcciones de salas de clase. El 76%, de sillas, mesas y otros equipamientos. 36.246 estudiantes de Educación Inicial y la Escolar Básica, no cuentan con alimentación escolar.


13.830.400 guaraníes recibieron en municipio de Concepción hasta el año pasado. De 129 establecimientos educacionales públicos, 41% requiere de construcción o arreglo de las aulas. Un 45% necesita mesas, sillas y otros insumos. Otro 41% de baños.


41.432.000.000 de guaraníes recibieron en Encarnación. Sin embargo, de 801 instituciones educativas, el 45% requiere de reparaciones o construcción de salas de clase, el 64% necesita mesa, sillas y otros. 11.224 estudiantes, almuerzo.

42.748.000.000 guaraníes recibió San Lorenzo hasta el 2020. Pero, de las 91 instituciones educativas del sector público, 42% necesita de refacciones o construcción de aulas. El 52% urge de mesas y sillas y el 42% no cuenta o necesita refaccionar servicios sanitarios. Unos 18.932 estudiantes no reciben kits de alimentos para almuerzo escolar.

Dejá tu comentario