Política

Ente de control expone irregularidades en Comuna de Ñemby tras informe final

 

La Contraloría General de la República (CGR) concluyó en el informe final sobre una auditoría en la gestión del intendente Lucas Lanzoni, de la ciudad de Ñemby, que hubo irregularidades en la ejecución de ciertos contratos llevados a cabo por la Comuna en la que el erario público tuvo un perjuicio, según el informe.

El equipo auditor, conformado por la Dirección General de Control de Contratos Públicos de la Contraloría, sacó finalmente cinco observaciones al término del examen sobre la gestión y, en particular, sobre ciertos contratos millonarios que llevó a cabo Lanzoni en 2019.

El punto objetado por la auditoría corresponde a un anticipo millonario hecho por la Comuna mediante el contrato 03/2019 a favor de la empresa Faguma SA, que tuvo a cargo obras en el Cerro de Ñemby. El anticipo fue del 30%. Esto por encima de lo establecido en la Ley de Contrataciones Públicas (20%). El monto del primer contrato de G. 753.019.252 debió ser la base para aplicar el anticipo en el porcentaje estipulado por ley. No obstante, Contraloría halló que el director benefició a la contratista, se pagó adelanto, teniendo en cuenta la suma de una adenda al contrato original, es decir, por la suma de G. 1.218.740.863.

“El anticipo desembolsado por la Municipalidad de Ñemby no se enmarca dentro de lo establecido en la ley”, concluyó la auditoría.

Además la verificación observó que el pago de anticipo, cuya base fue superior a lo estipulado por ley se pagó de manera muy adelantada al contrato ampliado. “No es correcto, debido a que la fecha de ampliación aprobada es muy posterior a la fecha de desembolso del anticipo”.

La auditoría calificó también como “incumplimiento de la ley del Presupuesto General de Gastos de la Nación, que la convocante haya procedido a elaborar los documentos contractuales estableciendo el porcentaje (%) del anticipo fuera del rango permitido”. Subrayan que el mismo fue corregido posteriormente a la observación de la Dirección de Contrataciones.

PERJUICIO. En la verificación, la CGR halló que el Municipio no aplicó multas a las contratistas por retraso de obras, lo cual ocasionó que la caja municipal deje de percibir G. 270.992.551.

Cabe referir que el Municipio, a cargo de Lanzoni, también fue allanado por la Fiscalía el año pasado.


270 millones falta de cobro del Municipio en concepto de multas a obras atrasadas. CGR instó a que se cobren.

Dejá tu comentario