Interior

En Misiones e Itapúa, la tormenta de Santa Rosa dejó destrozos a su paso

Pobladores de los distritos de San Ignacio, Santa Rosa y Yabebyry informaron que sufrieron varios perjuicios. En Encarnación, las ráfagas de viento complicaron la noche a humildes familias.

Vanessa Rodríguez y Raúl Cortese

MISIONES E ITAPÚA

Los pobladores afectados en Misiones sufrieron las consecuencias del paso de la conocida tormenta de Santa Rosa, fenómeno que duró menos de un minuto y que fue suficiente para causar cuantiosos daños y pérdidas económicas.

“Anoche (jueves) nos alcanzó la tormenta a eso de las 23.30, con un viento fuertísimo, tipo torbellino, y destruyó el invernadero de mi familia, tenía 40 metros de largo y 10 metros de ancho”, lamentó Fabián González, poblador de la compañía Fátima 2 de Santa Rosa Misiones.

El hombre contó que se destruyó totalmente su huerta, cuya infraestructura cuesta alrededor de G. 12.800.000, además de dos parcelas de locote que tenían bajo media sombra, a pasos del lugar.

En San Ignacio fueron afectadas familias de la nueva urbanización y de la conocida comunidad de Tañarandy. “Nuestro vecino Ulpiano Carrasco, de 85 años, fue el más afectado, dos paredes de su casa le echó y se llevó todo el techo, de milagro se salvaron él y sus dos hijos, todas sus cosas están destruidas, su heladera, su cocina, entre otros”, expresó Juan Patiño, vecino de la familia afectada en Tañarandy.

Nueva. En la urbanización nueva de San Ignacio, la tormenta de Santa Rosa, se llevó a su paso el techo de una casa recién terminada y causó daños materiales a un camión Scania estacionado cerca. “La casa es de mi papá, Venancio Vázquez, recién estábamos terminando (...), la tormenta hizo volar el techo con las vigas, lo hizo pasar por encima de mi casa y de paso incrustó madera en mi camión”, contó Raúl Vázquez, otro de los afectados que con su familia son oriundos de Ñeembucú, y cuya perdida es de más o menos 20 millones.

En Yabebyry un hombre de escasos recursos también fue afectado, “su techo fue totalmente destruido, allí vive solo un hombre llamado Natividad Aquino”, expresó Antonio Chávez, poblador de Yabebyry.

El hombre agregó que en la zona también cayó granizo, “pero fue poco y no causó males mayores”.

Dejá tu comentario