Política

En Diputados niegan datos sobre función de seccionalero

 

El diputado oficialista Arnaldo Samaniego no atendió ayer los requerimientos sobre qué funciones realiza el presidente de la seccional Nº 15 de Asunción, Maximiliano Ayala, quien fue comisionado por el legislador colorado de la Secretaría Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad (Senadis) a la Cámara de Diputados, con un plus de G. 1.500.000. Muchos funcionarios se encuentran en situación similar pero no con el plus con que cuenta Ayala.

El seccionalero no realiza tarea alguna en la Cámara Baja, de acuerdo a lo que manifestó el director de Comunicación, Roberto Samaniego, en donde supuestamente el funcionario debería cumplir alguna función.

Ayala aprovechando el padrinazgo de Samaniego, y además de no tener funciones, cobra el plus de G. 1.500.000 por responsabilidad en el cargo, cuando que no tiene ninguno. Con dicho plus su salario es de más de G. 11 millones.

Además del silencio de Samaniego sobre el tema, tampoco a nivel institucional se brindó mayores datos. El director administrativo, Ramón Solís, quien no se encontraba en su oficina, no atendió los llamados y mensajes.

La consulta pertinente para el administrador es por qué Ayala percibe un plus sobre su salario, cuando no está a cargo de ninguna dirección o jefatura, que es a quienes corresponde recibir la bonificación por responsabilidad en el cargo.

En la Dirección de Recursos Humanos indicaron que cualquier consulta referente al citado funcionario se debe hacer por medio de la oficina de acceso a la información.

El titular de Diputados, Pedro Alliana, se encuentra fuera del país, por un tratamiento médico y a su vuelta deberá responder por qué Ayala es un funcionario privilegiado de la institución a su cargo.

En la Senadis, durante el gobierno de Horacio Cartes, Ayala estuvo como director, sin tener un título académico. Apenas asumió Mario Abdo, fue sacado pero luego rescatado por Samaniego, quien le trajo en Diputados donde está sin funciones.

Dejá tu comentario