País

En Caacupé piden a gobernantes que no alienten la lucha de clases

 RECLAMO. En homilía instan a autoridades a que oigan a más débiles y no consideren a pobres como peligrosos.

En el octavo día del rezo de la novena de la Virgen en Caacupé, cientos de feligreses acudieron a la Villa Serrana. La santa misa fue presidida por el reverendo P. Osvaldo Duarte, provincial de los redentoristas del Paraguay. En su homilía señaló la importancia de respetar la dignidad de los más débiles por parte de las autoridades del Estado.

“Si hay que respetar la dignidad de los más débiles, es porque hay efectivamente un valor que supera las cosas materiales y circunstancias; ante Dios todos somos iguales. A los responsables de administrar los recursos públicos, un día Dios hará resonar en sus conciencias: ‘Qué haz hecho con tu hermano, la voz del socorro de tu hermano grita desde la tierra hasta mí’”, sostuvo el religioso.

Además, añadió que no se debe aumentar la lucha de clases, y que los gobernantes desprecian al diferente porque sus reclamos perjudican sus intereses propios.

“Hay también una violencia solapada: La de quienes desprecian al diferente, sobre todo cuando sus reclamos perjudican de algún modo los propios intereses. Los cristianos discípulos de Cristo bajo ninguna circunstancia debemos reivindicar la violencia, menos aumentar la lucha de clase”, remarcó.

En otro punto de la homilía, el sacerdote instó a no despreciar a los más débiles y pequeños y encomendar la palabra a la Virgen de Caacupé para vivir con alegría.

“No despreciar a los más pequeños, débiles y sencillos; porque sus ángeles están velando por ellos, también a los débiles. Pongamos ante la Madre de Caacupé nuestro propósito de asumir y vivir con alegría esa vocación y misión como bautizados para experimentar y testimoniar la dulce y confortadora alegría de evangelizar”, refirió.

Por otro lado, Duarte mencionó la importancia de vivir en gratuidad sin esperar algo a cambio en una cultura social y política, y que aquellos que piensan que solo los poderosos son benefactores de la sociedad y que los pobres son peligrosos, no podrán tener un futuro.

“El que se cierra a la gratuidad llega a pensar ingenuamente que los pobres son peligrosos o inútiles y que los poderosos son generosos benefactores de la sociedad. Solo una cultura social y política que se abra a la acogida gratuita podrá tener futuro”, destacó.

Por otra parte, pidió a los padres de familia enseñar a los hijos con el ejemplo.

AGLOMERACIÓN

Desde los cuatro puntos cardinales, luego de casi 24 meses, en auto, ómnibus, en bicicleta o a pie llegaron cientos de peregrinos hasta la Basílica Menor de Caacupé. Los tapabocas estuvieron presentes en la explanada, durante la misa. Sin embargo, fuera de dicho perímetro muchas personas dejaban de usarlos.

Durante la celebración litúrgica el barbijo estuvo presente, no así el distanciamiento social de dos metros. Los fieles escuchaban apiñados la palabra de Dios para luego intentar llegar hasta la imagen de la Madre de todos los paraguayos. El descuido con las medidas sanitarias generaba preocupación en las autoridades de Salud.

El responsable de la cartera sanitaria, Julio Borba, estuvo presente en la Villa Serrana. Expresó justamente su inquietud por la falta de cumplimiento de las recomendaciones.

Con respecto a las novedades en lo sanitario, el titular de Salud detalló que hasta las primeras horas de la mañana de ayer, 60 personas se habían inmunizado con la anti-Covid y que ninguno de los que llegaron hasta a la Villa Serrana fue a los puestos del Ministerio de Salud para realizarse el hisopado. DB



Dejá tu comentario