27 feb. 2024

En 2017, cada taxista inscripto en el RUC tributó G. 82.000 en promedio

Un informe solicitado por ÚH a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) evidencia que aún es bastante baja la contribución fiscal del rubro taxista. En todo el 2017, el Fisco recaudó G. 204 millones, contabilizando todos los gravámenes por los que están alcanzados este negocio. La SET remarcó que los contribuyentes que se dedican al servicio de taxi están alcanzados por el IVA y renta comercial, pudiendo este último ser impuesto a la renta del pequeño contribuyente (IRPC), el cual afecta a tributantes con un ingreso no mayor a G. 500 millones en el año, o Iracis.

Noelia Fariña

Noelia Fariña

El año pasado, por IVA, la SET recaudó G. 27 millones; por IRPC también G. 27 millones y por Iracis la suma alcanzó G. 150 millones. La Secretaría de Estado tiene registrados a 2.496 contribuyentes en el RUC, cuya actividad económica se encuentra relacionada con el transporte en taxímetros y remises. Al hacer la relación entre lo recaudado y los inscriptos, se obtiene que cada trabajador del rubro aportó G. 81.730. Si se realiza el cálculo solo por el IVA, la contribución per cápita fue de G. 10.817.

POCO. Noelia Fariña, directora de Fiscalización de la SET, manifestó que, mirando en frío, es poco el aporte fiscal del sector de los taxis y que justamente este año se empezaron a hacer controles más intensos para verificar qué conductores están emitiendo factura a sus pasajeros. A priori serán operaciones persuasivas (advertencias), pero posteriormente los agentes estatales realizarán las compras simuladas para corroborar la entrega del documento legal.

“Estamos haciendo el análisis de cuántas veces un vehículo puede hacer el servicio, ver un poco cuánto mueven en el mes, las paradas, en qué temporada se utilizan más. A la par, estamos haciendo los controles, empezamos en el microcentro y luego veremos más lugares. Siempre va a ser interesante que ellos contribuyan, como todas las personas que prestan un servicio”, dijo.

Añadió que la SET cuenta con denuncias de parte de usuarios contribuyentes, quienes reclamaron que los conductores no les dan factura, a pesar de hacer el pedido.

ARGUMENTO INVÁLIDO. Sebastián Acha, presidente de la Fundación Pro Desarrollo, señaló que uno de los argumentos más débiles del sector de los taxis es hablar de la informalidad que tiene cualquier otro servicio o plataforma que plantee una competencia, como es el caso de Uber.

“A nivel municipal, ya percibía una importante informalidad de los taxistas y con los datos de la SET se comprueba. Luego se quiere hablar de generar nuevos impuestos para alcanzar a personas que hoy ya están tributando, lo que me parece una total falta de tino y estrategia política. Me parece que resta cualquier tipo de autoridad moral al sector que presta el servicio de taxi, el decir que una empresa o plataforma no puede entrar porque no paga impuestos”, apuntó el ex diputado.

Acotó que también se debe investigar el sistema de concesiones, cuánto recaudaron los concesionarios de las paradas, si pagaron sus cánones, si se corresponden los dueños de las paradas con los propietarios de los vehículos, así como la cantidad de trabajadores inscriptos en IPS.

RECONOCE. Arístides Morales, presidente de la APTA, reconoció que una importante cantidad de taxistas no están emitiendo factura, pero que se está trabajando para lograr la formalización.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.