País

“Emergencia es propicia para judicializar”

 

Con más de mil motocicletas y un número superior a 500 vehículos en estado de chatarra que abarrotan los corralones de la Policía Municipal de Tránsito (PMT), el retiro de máquinas abandonadas y oxidadas de las calles de Asunción, que son potenciales criaderos, es un objetivo imposible en esas condiciones, según admite el director de esta fuerza operativa de la Comuna capitalina, inspector Óscar Leguizamón.

El mismo resaltó que para revertir esa situación se remitió a la Dirección de Asesoría Jurídica, a cargo de Benito Torres Aceval, más de 600 expedientes de máquinas retenidas, de manera a elaborar una norma que apunte a la reducción de las mismas a través de su comercialización con empresas dedicadas a la compra de chatarras, de manera a liberar espacios en las bases de tránsito.

“Ya están en manos de Asesoría Jurídica todos los antecedentes y se le está imprimiendo toda la velocidad para que salga cuanto antes. La emergencia que se tiene para combatir la epidemia de dengue es propicia para judicializar cada caso de rodados retenidos hace años y que esto sea ya en un proceso, donde a los seis meses ya se pueda disponer de motocicletas y autos que saturan nuestros corralones”, manifestó.

Comentó que como plan de contingencia, cada día un equipo de tres inspectores apoyado por grúas y el único guinche de PMT limpian de agua acumulada y basura sitios donde se amontonan las chatarras para evitar que propicien la aparición de mosquitos, además de solicitar a la SEN la provisión de carpas para cubrirlas.

Sobre automóviles y motos que rodean adyacencias de comisarías, puntualizó que solo con orden judicial se puede disponer de los mismos, ya que fueron depositados por la Fiscalía en esos lugares.

Dejá tu comentario