Interior

Embalse del Lago de la República se redujo por acumulación de basura

Los sedimentos ganaron espacio, reduciendo el tamaño del reservorio entre el 30 y el 40 por ciento. Buscando frenar este proceso, la Comuna logró licencia para intervenir el atractivo.

  • Wilson Ferreira
  • CIUDAD DEL ESTE

La falta de una política municipal de limpieza y mantenimiento regular, permitió la acumulación de una gran cantidad de basura y lodo a lo largo de estos años, colmatando el fondo del Lago de la República, reduciendo el espejo de agua entre un 30 a 40 por ciento. Se trata de uno de los pulmones verdes de Ciudad del Este, ubicado a menos de un kilómetro y medio del Puente Internacional de la Amistad.

Además de aportar un espacio de recreo y de encuentro con un pequeño remanente de la cobertura boscosa original de la región, es también responsable de proveer del vital líquido para las dos plantas de tratamientos de agua, de la Empresa de Servicios Sanitario del Paraguay (Essap) y de la Itaipú Binacional. La primera asegura agua al 25% de la población y la segunda a todas las áreas habitacionales de la entidad. En ese contexto, la Gobernación de Alto Paraná y la Municipalidad acordaron trabajar en conjunto para llevar adelante un proyecto de revitalización del lago, cuyos detalles fueron presentados durante una conferencia de prensa, tras lograr la autorización por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable (Mades). El trabajo se iniciará a mediados del mes de enero del 2023.

El proyecto conjunto de revitalización del Lago de la República y el cauce del arroyo Amambay, busca ejecutar el dragado del cauce, tarea que debió realizarse hace mucho tiempo, “pues perdió el espejo del agua a través de los años, siendo siempre una preocupación de la ciudadanía”, refirió el Miguel Prieto, intendente municipal. Dijo que por la envergadura se decidió trabajar con la Gobernación del Alto Paraná.

La propuesta consta de tres fases, la primera consistente en la recuperación con el ensamblaje del punto de entrada del Puente Pesoa, hasta las inmediaciones de la confluencia de la avenida Rogelio R. Benítez, con la creación de una pequeña laguna de contención de sedimentos y residuos sólidos arrastrados por el caudal en días de lluvia. La segunda etapa incluirá la limpieza del sector de la toma de agua de Essap e Itaipú, y la tercera etapa consiste en ahondar la parte ancha con el dragado.

RECUPERAR. El gobernador, Roberto González Vaesken, señaló que el desafío es recuperar un patrimonio icónico de Ciudad del Este, cuyo espejo de agua se perdió aproximadamente 40%. Enfatizó que, si se omite una intervención urgente, el problema se irá agravando, por lo que mediante la cooperación conjunta se apunta a la revitalización de toda el área. Anunció que el cronograma de trabajo se iniciaría a principios del año próximo con la previsión de maquinarias, logística y recursos humanos entre ambas instituciones.

En tanto, los ingenieros Leopoldo Alarcón, jefe de Áreas Protegidas, y Paola Franco, de Saneamiento Ambiental de la dirección de Gestión Ambiental de la Municipalidad, destacaron la gran biodiversidad, fauna y flora que constituyen parte del atractivo. Dieron detalles del nivel del deterioro que muestra el lago y urgen la restauración y revitalización. No hacerlo podría derivar en pérdidas y peligros de extinción de especies, de la vegetación, variedades acuáticas y otras riquezas de la biodiversidad, que conforman el núcleo central de la problemática.

Dejá tu comentario