Sociales

El vuelo de una nostálgica alma

 

Huellas, trazos del alma se denominó la colección de verano de Emma Viedma, con la que la diseñadora despidió el 2020 con miras al 2021. El lanzamiento se llevó a cabo en Villa María, un hotel que revitalizó dos casonas antiguas de San Bernardino. En la pasarela, montada en los jardines del alojamiento, se conocieron las prendas de Viedma para su marca Pierrot. Una sucesión de vestidos versátiles con juego de texturas, cortes y telas estampadas y metálicas, además de trabajadas en apliques, constituyó la propuesta que en voz de la diseñadora representa a las mujeres fuertes que la rodean y a todas las mujeres que se destacan en distintos ámbitos. Prendas, también, llenas de detalles femeninos reconocibles como homenaje de distintas épocas.














Romántica
Propuesta veraniega con escote recto y volantes en las mangas, con falda amplia cortada por una tira de aberturas y volados.

Dejá tu comentario