Economía

El resultado se sabrá en diciembre 2020

 

La evaluación que será aplicada al Paraguay por el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) se realizará con base en un proceso establecido.

El organismo dio inicio ayer a la evaluación sobre Paraguay, dejando cuestionarios que deberán ser completados por autoridades de las entidades públicas y privadas relacionadas al combate del lavado de activos, financiamiento al terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.

Estos cuestionarios deberán ser enviados por Paraguay entre diciembre de 2019 y enero de 2020 al Gafilat, para la evaluación.

Posteriormente, una comitiva de evaluadores del organismo internacional vendrá a Paraguay por dos semanas en mayo de 2020, ocasión en que se volverán a reunir con autoridades del Gobierno y del sector privado para recabar las informaciones necesarias y verificar los resultados y las leyes disponibles en Paraguay (relacionadas al lavado de activos y financiamiento al terrorismo).

A partir de las entrevistas realizadas en mayo, los evaluadores redactarán el borrador de un informe con las conclusiones, que deberán ser discutidas y aprobadas por la plenaria del Gafilat, para luego dar el dictamen final sobre la calificación de Paraguay en el mes de diciembre de 2020.

Lo que se evaluará es un periodo de tiempo de 4 años, que estará comprendido desde mayo de 2020 para atrás.

En caso que Paraguay no logre aprobar la evaluación hecha por el Gafilat, el país tendrá nuevamente un periodo de 1 año donde deberá trabajar con acompañamiento del organismo internacional para mejorar las falencias detectadas y poder evitar ingresar a la lista gris del organismo.


Existen seis recomendaciones claves
La evaluación del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) se hará con base en las 40 recomendaciones del organismo y en sus metodologías de aplicación.
El presidente del Gafilat, Sergio Espinoza, insistió que dentro de esas 40 recomendaciones hay seis que son claves y prácticamente de obligatorio cumplimiento para que un país pueda aprobar la evaluación.
Estas seis recomendaciones tienen que ver con las existencias de leyes. Según Espinoza, dos de ellas están relacionadas a la tipificación de lavado de activos y con la tipificación del financiamiento del terrorismo.
“Si un país tiene –de las 40 recomendaciones–, 34 cumplidas, pero las 6 claves no, y están en no cumplidas o parcialmente cumplidas, eso puede dar lugar a que la calificación del país sea negativa”, explicó Espinoza.

Dejá tu comentario