Mundo

El policía que mató a George Floyd estará preso más de 22 años

 

El ex policía blanco Derek Chauvin fue condenado ayer a 22 años y medio de cárcel por el asesinato del afroestadounidense George Floyd, una dura sentencia que refleja el impacto global de la tragedia.

El abogado de la familia Floyd, Ben Crump, saludó de inmediato la decisión como “histórica” y dijo que esta acercaba a los familiares de la víctima y a EEUU un paso más hacia la reconciliación después de 13 tumultuosos meses.

El juez Peter Cahill subrayó que “reconoce el profundo y enorme dolor soportado por la familia Floyd”, pero juró que no basó su decisión en “la emoción o la simpatía”. "Tampoco basé mi decisión en la opinión pública, no estoy tratando de enviar un mensaje”, dijo.

Las pautas de sentencia de Minnesota recomiendan 12 años y medio de prisión por asesinato. Pero el juez Cahill consideró varios agravantes antes de la audiencia. Al asfixiar a George Floyd con su rodilla el 25 de mayo de 2020, Derek Chauvin “abusó de su posición de confianza y autoridad” y actuó “con gran crueldad”, escribió.

Por primera vez desde la tragedia, el policía de 45 años, que se ha convertido en la representación de los abusos policiales en EEUU, habló públicamente ayer. “En este momento, debido a algunos asuntos legales adicionales, no puedo dar una declaración formal completa”, dijo Chauvin al tribunal de Minneapolis. “Pero brevemente, sin embargo, quiero dar mis condolencias a la familia Floyd”, agregó.

Minutos antes, la familia de Floyd había exigido una explicación. “¿Por qué? ¿Qué estaba pensando cuando se arrodilló sobre el cuello de mi hermano sabiendo que él no era una amenaza?”, increpó su hermano Terrence al ex policía de 45 años exigiendo una “pena máxima”.

En cambio, la madre de Derek Chauvin, que también hablaba por primera vez, pidió clemencia para su hijo. En contra de su imagen pública, es un “buen hombre”, aseguró Carolyn Pawlenty.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que la sentencia de cárcel dictada era adecuada. “No conozco todas las circunstancias que se consideraron, pero creo, según las normas, que parece ser adecuado”, dijo Biden.

VEREDICTO RÁPIDO. El 25 de mayo de 2020, en Minneapolis, Derek Chauvin intentó detener a George Floyd, sospechoso de haber utilizado un billete falso de 20 dólares para comprar cigarrillos. Junto con tres compañeros, lo derribó al suelo, esposado.

Luego Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante casi diez minutos, indiferente a las súplicas de la víctima y de los angustiados transeúntes, e incluso cuando el pulso del hombre se desvanecía.

La escena, filmada con un celular y subida a las redes por una joven, rápidamente se volvió viral y desencadenó manifestaciones en distintas partes del mundo.

El juicio de Derek Chauvin, que comenzó en marzo, fue seguido por millones de estadounidenses.

Dejá tu comentario