Sociales

El PNUD compartió ayer las Buenas historias del 2019

 

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) compartió su Informe de Resultados Paraguay 2015-2019 y su plan de trabajo para el periodo 2020-2024, en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, establecidos por las Naciones Unidas. El encuentro se desarrolló de forma digital a través de Zoom, bajo la premisa de compartir Buenas historias.

En la ocasión, la representante residente del PNUD, Silvia Morimoto, y el representante adjunto, Alfonso Fernández de Castro, desplegaron y repasaron los proyectos llevados a cabo y los que se tienen previstos para el plan 2030. Además, compartieron unas palabras Mario Samaja, coordinador residente de Naciones Unidas; Eduardo Allende Criscioni, coordinador de Proyectos de Gobernabilidad; Rosmary Zanotti y Veronique Gerard, del Programa Ambiente. Silvia Morimoto destacó que el uso de la tierra, la gestión de residuos urbanos, el transporte sostenible y la infraestructura verde fueron algunas de las prioridades del periodo 2015-2019. Al momento que resaltó el trabajo integrado apostando al triple impacto, económico, social y ambiental, con el diseño e implementación de políticas y programas de apoyo al Paraguay en erradicación de la pobreza, aceleración de las transformaciones estructurales y en la construcción de resiliencia. Con el enfoque transversal de igualdad de género, derechos humanos, sostenibilidad ambiental y gestión basada en resultados. LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA En el marco de la lucha por la erradicación de la pobreza, el informe 2015-2019 resalta que 15.327 familias campesinas mejoraron sus condiciones de vida con el apoyo de producción agropecuaria. Unas 70.715 obtuvieron documentos de adjudicación de lotes. Mientras que 5.178 pequeños productores fueron beneficiados con el proceso de regularización jurídica de tenencia de tierras. En tanto, al acceso del agua potable unas 1.473 familias indígenas fueron beneficiadas con el abastecimiento. Y se instalaron unas 5 plantas de tratamiento de agua en 3 comunidades indígenas del Chaco. También 12 microproyectos productivos que generaron empleos, y 70 proyectos agrícolas llegaron a 36 comunidades. EL PLAN 2020-2024 Con el plan para lograr una sociedad más sostenible e inclusiva, el representante adjunto Alfonso Fernández de Castro refirió que esperan para el 2024 que las personas, especialmente las que se encuentren en vulnerabilidad, tengan más fácil acceso a servicios universales de calidad, protección social y atención. Además de la implementación de políticas públicas que promuevan la generación de medios de vida sostenible, el trabajo decente y la inclusión económica, entre otros puntos.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó su informe 2019 y las proyecciones 2030.

Experiencias personales
Bajo la premisa de compartir , durante la presentación actrices de Artesanas de la Palabra compartieron relatos de familias y personas que impulsaron y fueron beneficiadas con proyectos integrales de desarrollo. Entre la historia de dos pobladores que impulsaron el acceso al agua potable en su comunidad, Teniente Martínez, que se replicó en otros poblados en el Chaco paraguayo. Además del impacto de la experiencia del acceso a planes de producción agrícola y tenencia de tierras. Y, por último, el plan de desarrollo de Carayaó, comunidad ubicada en el Departamento de Caaguazú.

Dejá tu comentario