Economía

El pico del dólar crea preocupación y sospechan que hay especulación

Empresarios exhiben preocupación por las importaciones que se realizan, y que se trasladarán a los indefectibles reajustes en la canasta básica. También golpea al comercio de frontera.

El dólar en alza pone en aprietos a algunos sectores, que dependen mucho de la cotización para calcular sus costos e ingresos. El mercado minorista cerró el lunes con un dólar a la venta de G. 6.330, mientras que ayer culminó con G. 6.400, logrando el pico más alto de este año.

El dólar mayorista, según la página del Banco Central del Paraguay (BCP), llegó a cotizar ayer a G. 6.480.

PICO DEL DOLAR 2019.png

El ámbito empresarial, principalmente entre los socios de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), observan con mucha preocupación la escalada desde aproximadamente comienzos de agosto, tiempo desde el que hasta la fecha ya subió unos 300 puntos en la cotización.

Carlos Jorge Biedermann, titular de la CAP, explicó que en la economía local el dólar es transversal porque se importa en esa moneda, incluso la materia prima para la industria y empresas en general. Entonces, tal como lo mencionó: “Sube el dólar y hay un movimiento en la estructura de costos, pero no suben los ingresos en guaraníes”, dijo.

Incluso, se arriesgó a expresar que al parecer hay especulación en algunos ámbitos, que dan motivo al elevado nivel de cotización: “Nunca nos explicaron (desde el BCP) a dónde fue a parar esa diferencia de G. 300 que hubo (entre abril y julio), ya que por arte de magia bajó el dólar en ese tiempo; ahora de vuelta tenemos casi los mismos niveles anteriores, y en tendencia alcista”, reclamó.

Mencionó que –según declaraciones de la banca matriz– no se hará frente con todo su rigor a la escalada de la cuestión cambiaria; Biedermann indicó que eso es como dejar el arco libre. Destacó igualmente que justo para los manejos adecuados se encuentran las reservas. “Este tema no es teórico, sino real: están ingresando menos dólares, pero la propia Reserva Federal de EEUU baja las tasas; mientras en Paraguay el dólar sube más; la buena noticia es que aquí se tienen reservas importantes, que deben ser utilizadas de manera correcta y prudente”, dijo.

Costo de vida. Desde el sector importador miran con mucha preocupación los saltos observados. Nicolás González Oddone, presidente de NGO, mencionó que la suba del precio del dólar elevará el costo de vida, ya que los productos importados, como combustibles, alimentos, ropas, entre otros, tendrán un efecto rebote, aumentando su precio al público.

“Las importaciones se verán afectadas porque subirán los costos de lo importado: al encarecerse el dólar, vamos a necesitar más guaraníes para comprar el mismo dólar, subirá mucho el precio del producto importado, y repercutirá bastante en el precio de la canasta básica familiar”, dijo.

El empresario comentó que el incremento constante del dólar ocasiona pérdidas para el sector importador, ya que hay empresas que realizaron sus compras a una cotización más baja de la actual.

“Hay gente que ya compró antes, por la lejanía de los proveedores, como por ejemplo, China, donde la carga tarda cerca de 6 meses para llegar. La suba afecta al importador porque la gente que importó hace 6 meses, va a tener que reponer su capital, por ejemplo, aquel que importó con una cotización de G. 4.300, tiene que recuperar esos mismos dólares que invirtió”, expresó.

“Empeora el comercio fronterizo”

Said Taijen, secretario general de la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este, explicó que este tipo de comportamientos del dólar en el país empeora aún más el bajón de ventas en el comercio fronterizo que se está dando.
Indicó que la incidencia se da debido a que el comprador brasileño va hasta Ciudad del Este (CDE) con sus reales (moneda brasileña) a hacer sus compras, pero el cálculo del precio del producto se hace en base al tipo de cambio del dólar de Paraguay. Entonces, una suba de 20 o 30 puntos en la cotización de la moneda norteamericana en Paraguay, encarece más el producto para el comprador brasileño.
“Si el dólar sube un 10 o 20 puntos, enseguida ellos (los compradores brasileños) hacen el cálculo por la cantidad de productos que van a llevar. Al haber suba del dólar, los compradores prefieren esperar a que se normalice el mercado para luego venir a comprar”, refirió el empresario.

Dejá tu comentario