Economía

El MOPC planea concesionar 20 tramos ruteros al sector privado

Ministro Wiens adelantó que documento está siendo analizado en conjunto con Hacienda. El fin es disminuir la toma de deuda para mantener carreteras y destinar esos fondos a nuevas obras.

En el segundo día de las audiencias informativas organizadas por la Comisión Bicameral del Congreso dentro del estudio del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2022, le tocó en primer turno defender sus gastos institucionales al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

El titular de la cartera, Arnoldo Wiens, comentó que el plan para el año que viene llega a los G. 5,9 billones (USD 854 millones), lo que treparía a los G. 8,8 billones (USD 1.262 millones) en caso de ampliarse el déficit fiscal al 3% (ver apoyo).

Recalcó que el ejercicio próximo llevarán adelante solamente proyectos que ya están en ejecución, entendiendo las apretadas finanzas públicas por los efectos de la pandemia, lo que hizo que se tome mayor endeudamiento y se aumente considerablemente el saldo rojo en 2020 y 2021.

En ese sentido, el secretario de Estado adelantó que, de modo a disminuir la toma de nuevos préstamos o la emisión de bonos para inversiones en mantenimiento de la red vial, están trabajando en un proyecto de ley dentro del Equipo Económico para concesionar unos 20 tramos ruteros al sector privado.

Explicó que se basarían en el modelo vigente de Tape Porã, donde la empresa adjudicada se encarga de mantener las carreteras y como forma de pago están a cargo del cobro de peajes.

Puntualizó que el proyecto está ahora en estudio en el seno del Ministerio de Hacienda para ver su viabilidad financiera. Si el Fisco da su venia, el proyecto sería remitido lo antes posible al Parlamento.

Si bien dijo que en la actualidad, de unos USD 4.000 millones en ejecución, USD 1.400 millones corresponden a mantenimiento, no dio detalles de cuánto se podría dejar de gastar con esta medida. Sí afirmó que el objetivo es que al menos parte de esos fondos se puedan redireccionar a nuevas obras, principalmente, para beneficio de pequeñas constructoras.

Adelantó que la primera concesión podría darse en la ruta PY03, desde Limpio hasta Santaní, ya que el contrato de mantenimiento vence justamente en el 2022.

CESIÓN. Si bien varios legisladores cuestionaron la toma de más deuda y los sobrecostos que tienen varias obras, la mayoría solamente consultaba a las autoridades del MOPC sobre los proyectos en sus zonas de residencia.

Consultado el ministro sobre la deuda que se tiene actualmente con las empresas vialeras, reconoció que la misma está en torno a los USD 200 millones.

Detalló que, de ese total, unos USD 120 millones ya fueron negociados por las constructoras con entidades del sector financiero en forma de certificados de deuda, documentos que luego deberán ser recuperados por el MOPC.


Regla fiscal supone recorte del 35%
El plan de gastos del MOPC para el año próximo, en su formato inicial, contempla una reducción del 35% en comparación al vigente en este ejercicio fiscal. Esto implica una disminución de USD 451,7 millones.
Este considerable recorte, según explicaron las autoridades del MOPC y Hacienda, se explica porque la regla contemplada en la Ley de Responsabilidad Fiscal establece que el proyecto de PGN debe tener un déficit máximo del 1,5% del PIB. No obstante, aclararon que pidieron autorización especial para ampliar el saldo rojo al 3%, de modo a mantener el ritmo de obras y no afectar el proceso de reactivación.
Si el déficit es ampliado al 3% del PIB, el plan de gastos del MOPC treparía de los USD 854 millones a los USD 1.262 millones, lo que permitiría a la cartera financiar las obras ya en ejecución.

Dejá tu comentario