Sucesos

El megaoperativo anticontrabando podría quedar sin consecuencias

Hasta el momento no se tienen detenidos ni procesados por este caso. Tampoco queda claro qué se hará con las 40 millones de cajetillas de cigarrillos listas presuntamente para pasarlas al Brasil.

Los investigadores que están detrás del aparatoso operativo anticontrabando en Salto del Guairá no presentaron hasta el momento a ninguna persona que tenga que explicar a la Justicia qué hacían en ese lugar las 40 millones de cajetillas de cigarrillos.

El fiscal Israel Villalba, que participó del operativo que comenzó en la tarde del miércoles, explicó que no se puede hablar del hecho punible de contrabando, ya que los productos todavía estaban en territorio paraguayo.

“Lo que ellos atacan sería la presunción de tentativa de contrabando, que se tenía que ver con sumario administrativo a través de la Aduana”, reveló el agente del Ministerio Público, que hasta ayer tomó intervención en la causa. Explicó que su colega Humberto Rosetti, de la Unidad Anticontrabando, tendrá a su cargo la investigación a partir de hoy. “El procedimiento está en una etapa incipiente”, agregó.

Hoy se hará el conteo, la verificación de todas las cajas que están distribuidas en contenedores y en lanchas.

Villalba confirmó que no se dieron aprehendidos durante el procedimiento. Los camiones fueron encontrados sin chofer, las lanchas estaban sin tripulantes y los depósitos sin encargados.

Persecución. José Ortiz, representante de Tabacalera del Este, empresa que pertenece al ex presidente Horacio Cartes y cuyas marcas conforman la mayoría del lote decomisado, afirmó que el procedimiento forma parte de una campaña de desprestigio contra la imagen del ex titular del Ejecutivo. “Acá hay una campaña para ensuciar Tabesa y sabemos que es por una cuestión política, porque quieren ensuciar la imagen del ex presidente Horacio Cartes”, expresó Ortiz en comunicación con Radio Monumental 1080 AM.

El hombre admitió que los cigarrillos sospechados de pasar al lado brasileño por contrabando fueron fabricados por la empresa a la cual él representa, pero indicó que ya no son de su propiedad. “No es de nuestra propiedad, porque ya están fuera de nuestra fábrica, donde tenemos unos 18.000 clientes y no tenemos forma de saber quién compró”, refirió.

Para quien fuera asesor durante el gobierno de Cartes no es responsabilidad de Tabesa investigar en manos de quién se encontraban los productos, asegurando que esto corresponde a otras instituciones, como la Aduana o el Ministerio Público.

Desde el Viceministerio de Tributación afirmaron que también investigarán el caso, para determinar si no hubo evasión fiscal en el origen de todo lo incautado el miércoles.

Sostuvo que son determinantes las precintas que van adheridas a las cajetillas y el análisis de los documentos incautados que ayudarán a la investigación.

También refirió que se conformará un equipo que estará integrado por representantes de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad), y deberá determinar de dónde se originó el dinero y las transacciones que se realizaron para la compra de esas mercaderías.

El gran operativo fue realizado por la Unidad Interinstitucional para la Prevención, Combate y Represión del Contrabando (UIC) encabezado por el ex fiscal Emilio Fúster, tras recibir una denuncia de la Itaipú Binacional.

Se encontraron 15 camiones de gran porte y 12 lanchas cargadas de mercancía en puertos clandestinos, ubicados a orillas del Lago Itaipú, en Colonia Camino 3 de Salto del Guairá.

ÚH reveló los negociados
La mayoría de los puertos clandestinos que abundan en la franja de protección de Itaipú (1.524 kilómetros que van desde Hernandarias hasta Salto del Guairá) están ligados a cesiones que realizó la propia binacional a terceros a través de contratos de comodato para areneras, clubes privados, abrevaderos para ganado, entre otros. La investigación de ÚH publicada el año pasado logró identificar unos 250 puntos dentro de la franja de Itaipú en el lado paraguayo y brasileño que sirven como puertos clandestinos. El trabajo de la Unidad Interinstitucional para el Combate al Contrabando (UIC) allanó puertos clandestinos para contrabando de cigarrillos que también se usan para tráfico de drogas y armas, detectando complicidad de miembros de la Armada Paraguaya.



Dejá tu comentario