Arte y Espectáculos

“El libro debe quedar en la memoria del lector y la conciencia colectiva”

Maribel Barreto (83) es la ganadora del Premio Nacional de Literatura 2019. "Desde hace 50 años lucho por la juventud paraguaya como maestra de literatura", afirmó la escritora a ÚH.

Gracias a la novela histórica Hijo de la revolución, ambientada en la fratricida guerra civil paraguaya de 1922 y lanzada en abril pasado, la escritora Maribel Barreto fue elegida como Premio Nacional de Literatura 2019, tras el fallo del jurado revelado ayer, en el Congreso Nacional.

“Me siento sorprendida considerando que hay tantos escritores excelentes y con una producción muy abundante. Estoy muy feliz de que mi obra fue del agrado del jurado”, señala con alegría la también docente de literatura y lengua castellana dedicada al rubro por más de medio siglo.

“Tengo muchos libros lanzados durante todos estos años y llevo una vida dedicada exclusivamente a la difusión de la literatura paraguaya”, manifiesta Barreto a ÚH.

Con su libro número 24 de ficción y con más de 50 libros durante su carrera, agradeció y dedicó esta distinción a “Dios y su familia”, así como a su editor, colegas escritores y docentes y a los miembros de las asociaciones que integra.

El jurado lo integraron Estela Appleyard, Mario Rubén Álvarez, Andrés Colmán, Alcibiades González Delvalle y Osvaldo González Real. El galardón, de unos G. 109 millones, lo dará el presidente de la República en noviembre próximo en el Palacio de López.

Impacto. Un novelista debe lograr no solo atrapar al lector sino traspasar el tiempo a través de historias originales y sin caer en los “arquetipos”, manifiesta la profesora oriunda de Quyquyhó.

“A una novelista le interesa que el argumento de una obra sea convincente. La novela debe quedar en la memoria del lector, y luego en la conciencia colectiva. El tema elegido en mi obra es uno de tantos de nuestra historia patria y por eso es una novela histórica”, menciona la narradora distinguida como Maestra del Arte 2019, en el área de literatura, dado por el Congreso Nacional en junio último.

La novela que le permitió ganar el premio narra acontecimientos y algunos aspectos de la revolución de 1922, “a través de la historia de los caudillos, la violencia de las montoneras y la desgracia en la que cayeron muchas familias paraguayas de Asunción y del interior del país”.

“Un escritor busca personajes reales, no arquetipos. Por eso, me adentré bastante en la conciencia de mis personajes y propongo mostrar al hombre paraguayo en situaciones límites, en el contexto de la violencia social. Así, pinto el entorno social de más de un año de violencia que asoló al país”, refiere la autora.

En su pieza literaria la escritora apela a diversas técnicas narrativas, presentando un castellano acorde con los distintos registros y niveles sociales del país, sobre todo en el plano de los sentimientos. “No hay un solo narrador. Es una novela en que hay una multiplicidad de voces que acompañan la historia en los diversos episodios”, apunta.

“Hay una variedad en el relato. Describo al Paraguay de la época y las costumbres, la política y la desgracia que atravesó el país. Después de la Guerra Guasu, creo que la revolución del 22 fue uno de los acontecimientos que más muertos sembró”, revela.

TRABAJO. Hijo de la revolución es fruto de años de estudio, trabajo y consulta de libros, además de conocer de primera fuente relatos de personas mayores que le narraron experiencias no reconocidas por la historia oficial. “La obra nació de un cúmulo de todas esas experiencias de estudio, investigación, tradición familiar y trayectoria docente”, expresa la ex presidenta de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP).

Barreto se declara apasionada de la historia paraguaya y la literatura. “En mis diferentes novelas relato el acontecer patrio que no cuenta la historia oficial. Me baso en hechos históricos y le inyecto una fuerte dosis de ficción para ofrecer al lector historias noveladas”, expone la maestra.

En su novela Entre guerras el amor (2012), aborda historias de las posguerras del 70 y del Chaco y de cómo vivieron las familias paraguayas ese periodo, mientras que en Ciudad rebelde (2015) propone relatos en torno a la revolución del 47 y de cómo quedó el país tras la guerra intestina entre compatriotas. En Codicia (2017), distinguida con el Premio de Novela Inédita Centenario de Augusto Roa Bastos, aborda tramas ambientadas en el post-stronismo y de la corrupción reinante que dejó la dictadura en todos los niveles.



Perfil
María Isabel Barreto de Ramírez, conocida como Maribel Barreto, nació en Quyquyhó, Departamento de Paraguarí, el 8 de enero de 1936. Dedicada por más de 50 años a la docencia de lengua y literatura castellana, escribió más de una treintena de textos para la Educación Escolar Básica y supera la veintena de novelas. Licenciada en humanidades y máster en letras, cuenta con diplomados en literatura hispanoamericana. Fue catedrática de la Universidad Nacional y presidenta de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP). Recibió varias distinciones.


Dejá tu comentario