24 feb. 2024

El final no se avizora cuando se cumplen 100 días de guerra

La guerra en Ucrania cumplió el viernes cien días con el Ejército ruso avanzando lentamente en su objetivo declarado de hacerse con el control total del Donbás, un tiempo mucho más largo del esperado cuando el Kremlin lanzó su “operación militar especial”, el pasado 24 de febrero.

Consciente de que la guerra relámpago prometida por el presidente ruso, Vladimir Putin, se ha estancado, el Kremlin no quiere oír hablar de plazos, aunque el hartazgo empieza a cundir entre la población, según las encuestas.

El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, repitió el viernes el mantra de que los combates continuarán “hasta el momento en que se logren todos los objetivos de la operación militar”.

CONTROL. El Ejército ruso controlaba un 7% del territorio de Ucrania –la anexionada península de Crimea y la mitad del Donbás– cuando comenzó la actual campaña militar.

Ahora, según el propio presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, los rusos han conquistado un 20% del territorio nacional o más de 120.000 kilómetros cuadrados, aunque otras fuentes hablan de casi un 24%.

Al igual que ocurriera con el puerto de Mariúpol, la toma de Severodonetsk, último bastión ucraniano en Lugansk, se está alargando más de lo esperado.

Según los sondeos, casi la mitad de los rusos ya pronostica que los combates se prolongarán durante más de seis meses o incluso más de un año.

Por ello, según informó el portal independiente Meduza, la Administración presidencial se dirigió a los medios oficiales para pedirles que no hicieran énfasis a partir de ahora en la duración de la campaña en Ucrania.

Ante la prolongación de las hostilidades, el discurso oficialista intenta “vender” la idea de que las tropas rusas ya no combaten con Ucrania, sino con la OTAN, cuyos países están suministrando ingentes cantidades de armamento moderno a Kiev.

Un 40% de los rusos ya considera que Rusia combate con la Alianza Atlántica, un adversario mucho más temible, lo que explicaría los retrasos a la hora de lograr la victoria en el campo de batalla.

En ese contexto, la operación especial ya habría terminado y ahora se encontraría en los prolegómenos de una “tercera guerra mundial”, como la llamó Olga Skabéeva, popular presentadora de la televisión pública.

ZELENSKI. Aprovechando los cien días, Zelenski publicó en sus redes sociales un video grabado por él mismo en el que asegura: “Seguimos aquí” defendiendo el país de la invasión rusa.

El primer ministro, Denis Shmyhal, y varios asesores presidenciales aparecen junto a Zelenski en esta grabación en la que afirma que, tras defender a Ucrania desde el pasado 24 de febrero, la lucha continúa.

Zelenski subrayó: “Nuestro equipo es mucho más grande. Las Fuerzas Armadas de Ucrania están aquí. Y, lo más importante, nuestro pueblo está aquí”. “Defendemos Ucrania ya cien días. La victoria está con nosotros”, proclamó.

Al respecto, la ONU aseguró el viernes que la actual guerra “no tendrá ganador”.


14
millones de personas dejaron sus hogares por la guerra y son actualmente desplazados internos o refugiados.


Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.