Política

El blindaje parlamentario vuelve a manos del Senado

 

Los diputados ya remitieron a la Cámara de Senadores el texto modificado del proyecto de ley que establece el procedimiento para la pérdida de investidura parlamentaria.

Mañana tendrá entrada oficial, y se estaría derivando a las comisiones asesoras, entre ellas la de Asuntos Constitucionales, en la que están tres pedidos de expulsión pendientes de tratamiento.

Los senadores habían aprobado el proyecto estableciendo una serie de plazos para el tratamiento de los casos.

A los diputados les tocó el trabajo sucio, de incluir nuevamente que con dos tercios de los votos en ambas Cámaras del Congreso se podría expulsar a un parlamentario.

Esto implica que tiene que haber 30 senadores de acuerdo con la pérdida de investidura, y 53 diputados.

Algunos senadores indicaron que estarían de acuerdo en ratificarse en el texto original, en el que no se establece la cantidad de votos.

Sin embargo, cabe recordar que también están los que tienen la postura de que se debe poner un cerrojo.

El trámite podría finalizar de vuelta en la Cámara Baja, si una mayoría en el Senado rechaza las modificaciones.

debate en ambas cámaras. Cuando se trató la propuesta en el Senado, el debate se centró en varios artículos considerados polémicos.

Uno de ellos es sobre el requerimiento de un tercio de firmas en cada Cámara para la presentación de un proyecto de pérdida de investidura.

Hubo un intento de incluir la mayoría de dos tercios, lo cual quedó rechazado.

En uno de los articulados, se estableció que en caso de que no se inicie el proceso en el plazo de cinco meses, la denuncia será archivada.

Además, si el proceso se inicia pero no concluye en un plazo de cinco meses, a partir de la denuncia, igualmente quedará sin efecto.

Durante el tratamiento en la Cámara Baja, estuvieron conformes con la firma de dos tercios para presentar un pedido de expulsión.

La modificación principal sin duda alguna tiene que ver con la mayoría de los dos tercios, para que se pueda asegurar el blindaje.

tres casos. En la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado quedaron cajoneados hasta el momento tres pedidos de pérdida de investidura contra los colorados Rodolfo Friedmann y Javier Zacarías Irún; y Sixto Pereira, del Frente Guasu.

Hasta Mirta Gusinky, involucrada en el escándalo de la vacunación vip, estuvo a punto de ser expulsada, antes que los citados.

Solamente, y probablemente como una cuestión estratégica, la misma fue presionada para renunciar.

Dependerá de los senadores que se puedan finiquitar todos los casos pendientes.

Dejá tu comentario