Política

El abrazo entre Cartes y Marito en festejo fue forzado y rápido

  El presidente y el líder de Honor Colorado reflejaron la fuerte división interna en la ANR. Abdo afirmó que su línea política es democrática, desmarcándose así del cartismo.

El encuentro entre el presidente Mario Abdo Benítez y el ex presidente Horacio Cartes se convirtió en un forzado y frío abrazo republicano en el marco del festejo oficial del aniversario Nº 134 del Partido Colorado, en Ybycuí, Departamento de Paraguarí.

El primero en llegar al encuentro fue Mario Abdo escoltado por algunos de sus ministros y dirigentes colorados. Luego arribó al lugar Cartes rodeado de su séquito.

Hubo un saludo rápido, obligado y notoriamente no efusivo para el momento. Luego se observó a Marito entretenido con su mate esperando el momento para cumplir con el ritual colorado. A su costado se posicionó el vicepresidente Hugo Velázquez y más atrás otros colaboradores, como Mauri Espínola.

Mientras que Cartes estuvo acompañado de sus leales, como Santiago Peña, su elegido para encabezar la chapa presidencial; José Alberto Alderete, articulador de Operación Cicatriz, y Darío Filártiga.

Pedro Alliana, presidente del Partido Colorado, fue el único orador del encuentro republicano, que arrancó con la ofrenda floral.

Mientras portaban la corona, Abdo quedó solo a un costado y Alliana se ubicó al otro lado con Cartes marcando una señal de posicionamiento interno hacia el sector del cartismo. En el momento del saludo se notó la fuerte división interna que existe. Alliana mencionó primero a Abdo y en el momento en que le tocó saludar a Cartes, un sector de los colorados aplaudió en señal de aprobación y de apoyo a su proyecto.

DEMOCRÁTICO. Desde el entorno palaciego dejaron en claro que la presencia de Abdo en el acto colorado forma parte de una actitud institucional antes que seguir la hoja de ruta que Cartes viene marcando desde su residencia y de la serie de actos por el interior, en el marco del abrazo republicano para las elecciones municipales del 10 de octubre.

Abdo habló y en sus declaraciones dejó notar que su presencia es un gesto político institucional antes que el plan llevado adelante por un sector. “En la conmemoración del aniversario del Partido Colorado, la institución está por encima de las diferencias (entre cartistas y abdistas) y de los hombres y de las personas que pasamos de manera coyuntural”, expresó el presidente de la República y líder del movimiento Colorado Añetete.

Dijo que en la fecha de aniversario rinden el tributo a la ANR, sobre la confrontación que hay entre los colorados y los intereses que mueven los acuerdos mirando ya las internas presidenciales del próximo año. Indicó que el ”partido siempre es muy apasionado”.

Agregó que en “la conmemoración del aniversario del Partido Colorado, venimos a festejar la historia, el 134 aniversario”.

“Las peleas apasionadas siempre van a haber al interior del partido. Es un partido grande, democrático, apasionado y con diferentes corrientes de pensamiento. La nuestra es la auténtica y la democrática”, disparó el mandatario en su respuesta y marcando la diferencia con el cartismo.

Sobre los casos de corrupción que pesan sobre algunos referentes colorados, incluyendo a sus colaboradores, Mario Abdo apuntó que para eso está la Justicia y desempolvó su discurso de que “están construyendo una Justicia fuerte e independiente”.

Justamente ahora un funcionario del Poder Ejecutivo, en este caso, Julio Fernández, director de Aduanas, está confrontado con el senador colorado Martín Arévalo, tras la denuncia de tráfico de influencias, en vísperas del festejo republicano.

El presidente dio una señal de respaldo a su funcionario y acotó que la Justicia debe investigar. “Me parece bien, que se investigue; de hecho, la denuncia la hizo un funcionario del Ejecutivo, que es el director de Aduanas”, acotó.

Tras el breve discurso que leyó Alliana concluyó el festejo por el aniversario del Partido Colorado. Cada uno se retiró por su lado. Primero Mario Abdo y luego Cartes, cerrando el encuentro.

ALMUERZO SEPARADO. El presidente de la República se retiró y se trasladó hasta la estancia del diputado Miguel Cuevas en Paraguarí. Allí los referentes de Colorado Añetete prepararon su propio almuerzo, sin Cartes y su gente.

Estuvo acompañado de sus legisladores, y ministros como Carla Bacigalupo, de Trabajo, y de Velázquez. Ratificó que va a seguir defendiendo sus principios y habló de la gestión que viene realizando enumerando las obras como infraestructura vial, discurso que viene repitiendo en los actos oficiales.


Las peleas apasionadas siempre van a haber (...). La nuestra es la auténtica y la democrática.
Mario Abdo Benítez, presidente de la República.

Dejá tu comentario