Política

Efrainismo busca desplazar de Central candidatos llanistas

 

El escenario para las municipales de 2020 está bastante cambiante en lo que se refiere al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), en particular en la principal plaza electoral como se considera al Departamento Central. En este departamento se concentrará la principal batalla efrainista - llanista, dado que el primero buscaría desplazar a los llanistas de algunas intendencias. El operativo inició en la ciudad de San Antonio, donde el precandidato a intendente Santiago Aguilera, que tendría la bendición de Alegre, entregó las primeras 1.000 afiliaciones semanas atrás. Allí competirá por la chapa con el actual intendente imputado, Raúl Mendoza.
El efrainismo que lleva la batuta en el Directorio quiere desplazar en las municipales al llanismo de su tradicional poder en Central.

Así, el candidato a intendente de San Antonio, Santiago Aguilera del grupo San Antonio Para Todos juega su propia interna y va ganando adeptos de entre los detractores de la gestión de Mendoza. El mismo se reunió con Alegre para entregar todo el expediente de los nuevos afiliados, en compañía de Wilson Pittoni, un ex jugador de fútbol que ahora busca la concejalía dentro del nuevo equipo.

El distrito de San Antonio es uno de los feudos del PLRA desde hace varios periodos.

Del total de 424.522 habilitados en el padrón actual, en San Antonio se cuenta con 17.418 liberales.

ANTECEDENTES. El actual intendente de San Antonio, Raúl Mendoza tiene denuncia por daño patrimonial en su administración y está imputado.

En este caso, la representante del Ministerio Público, Gladys Falcón, pidió al Juzgado de Lambaré que la causa contra el actual intendente de San Antonio por el presunto daño patrimonial a la Comuna de G. 715.303.500, sea elevada a juicio oral y público.

La denuncia en su contra fue presentada por ciudadanos miembros de comisiones vecinales de la ciudad entre ellos también concejales y ex concejales municipales, docentes, padres de alumnos y vecinos de la comunidad.

La acusación refiere que el intendente procedió a desviar fondos provenientes del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) y de los royalties, por lo que el Ministerio de Hacienda procedió a suspender la transferencia de los recursos.

Semanas atrás además la Junta Municipal aprobó la intervención de la gestión de Mendoza, pero una jugada política lo salvó en Diputados.

Dejá tu comentario