Economía

Economistas sugieren no conceder aumentos generalizados

 

El proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2022 es en líneas generales razonable, por lo que no debería de ser objeto de manoseo en el Congreso de modo que pueda cumplir con sus objetivos el próximo año. Eso es algo en lo que coincidieron los economistas César Barreto y Aníbal Insfrán Pelozo, quienes realizaron una breve reflexión sobre la propuesta.

Para Barreto, si bien se trata de un presupuesto de transición, la reducción del déficit debe ser más rápida. El proyecto contempla un saldo rojo del 3%.

El ex ministro de Hacienda consideró que el déficit podría ser menor, ya que la economía estará prácticamente normalizada el próximo año y solo es necesario garantizar recursos para un sistema de salud recientemente ampliado. No obstante, pidió a los legisladores no decidir pensando en las elecciones que se vienen.

“Veremos qué tratamiento le da el Congreso, ojalá no prosperen los reajustes salariales y que los parlamentarios logren abstraerse de decisiones electoralistas porque la situación de las finanzas públicas es muy precaria”, expresó.

Insfrán Pelozo, por su parte, subrayó que lo rescatable del PGN 2022 es que el déficit se va reduciendo gradualmente hacia la regla fiscal y que el Tesoro Público está haciendo esfuerzos por mejorar la calidad del gasto. Cree que el endeudamiento que se utilizará para calzar el proyecto de ley no es llamativo, pero sí coincidió con Barreto en que estamos en plena recuperación económica, por lo que pidió que en el Congreso no se manosee el PGN 2022.

“En general, vemos un PGN aceptable, siempre y cuando se respeten las proyecciones y no se autoricen incrementos por ser un año electoral”, manifestó.

Dejá tu comentario