País

Dos solitarios obreros asignados a millonaria obra escolar con Fonacide

 

A paso de tortuga se realizan los trabajos de construcción con recursos del Fonacide en la escuela pública República Oriental del Uruguay, donde desde hace casi un mes trabajan apenas dos obreros.

La empresa adjudicada por la Municipalidad de Asunción es Caldetec Ingeniería, que ganó la licitación de G. 1.132.761.907, de los cuales ya recibió un anticipo del 30% en marzo pasado.

La directora de la institución educativa, Celia Ayala de Velázquez, manifestó su descontento por la excesiva lentitud en las tareas.

“En la escuela llevamos un registro diario del avance de obras, solo la demolición se hizo algo rápido, luego ya fue disminuyendo el personal”, lamentó.

Mientras, los alumnos deben dar clases en plurigrados, donde conviven hasta 50 niños en el mismo espacio.

La escuela tiene matricuados a 680 estudiantes en los turnos mañana y tarde. Eso, sin contar el sector de Educación Permanente, donde hay más de 300 matriculados que también serán beneficiados con la obra.

Justo en este curso lectivo la institución cumple 125 años de fundación. Se trata de uno de los centros escolares de gestión estatal más antiguos de la Madre de Ciudades.

PROBLEMAS. El director de Fonacide de la Comuna, Christian Meyer, confirmó que se redujo la cantidad de trabajadores en la obra de la escuela por “problemas internos” de la firma adjudicada.

“Nosotros hoy mismo (por ayer) hablamos con la empresa para que agilicen y adelanten más las tareas que realizan”, aseguró el funcionario.

Pero explicó que debido a este inconveniente, no están certificando la ejecución del proyecto. “Sin certificar lo que evitamos es pagarles más adelantos, entonces la única manera que tienen de cumplir es adelantando la construcción de los pabellones”, indicó.

Meyer dijo que otro inconveniente para avanzar más rápido es la falta de espacios en el establecimiento.

“En la escuela Uruguay hay muchos niños pequeños, como en cualquier escuela, pero acá la diferencia es que no se tiene tanto espacio”, remarcó.

Si la empresa privada continúa trabajando así, el director municipal alegó que incluso pueden cancelar el contrato y volver a llamar a licitación. “Es una potestad que tenemos, pero también hay que ver el plazo final”, complementó. La Municipalidad ya recibió críticas por el plazo excesivo otorgado a las firmas para culminar las obras. Caldetec tiene 235 días, casi un año escolar, para entregar la infraestructura.

El trabajo es lentísimo. Acá hay más de 1.000 alumnos que quieren este proyecto. Celia Ayala de Velázquez, directora de la escuela.

Dejá tu comentario