Economía

Disputas políticas arriesgan fondos para obras públicas y pago de deuda

Diputados levantó sesión y sigue en la burocracia legislativa el proyecto que autoriza el cambio de bonos por créditos, por USD 140 millones. Hacienda pide celeridad para no descalzar PGN.

Las disputas por el juicio político a la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, y el intento de modificar el reglamento interno para este tipo de concilios especiales hicieron que Diputados se quede sin cuórum y levante la sesión ordinaria que debía llevarse adelante ayer.

Así, la Cámara Baja no pudo estudiar el proyecto de ley que busca sustituir la emisión interna de bonos por créditos multilaterales y pone en alerta a un Tesoro Público que sigue sin obtener todo el financiamiento necesario para el Presupuesto General de la Nación (PGN).

La iniciativa en cuestión, que ya tuvo media sanción del Senado a inicios de julio, busca la aprobación legislativa para el desembolso de dos préstamos por valor de USD 140 millones, provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

De ese total, los documentos oficiales indican que USD 47,6 millones se destinarán al servicio de la deuda próxima a vencer y los restantes USD 92,4 millones a inversiones físicas y financieras del Estado.

El viceministro de Economía, Iván Haas, lamentó este retraso en la sanción de la ley. Recordó que los USD 140 millones son fondos ya aprobados en la Ley del PGN, pero lo que se hizo con este proyecto es sustituir el instrumento de endeudamiento.

El secretario del Equipo Económico Nacional subrayó que se está arriesgando el financiamiento del plan de gastos públicos, pero como se trata de programas sensibles, en realidad se está empujando a Hacienda a volver a considerar a último momento la emisión interna a tasas mucho más altas para no generar un descalce.

“Es una lástima, porque estos préstamos tienen condiciones favorables para el Estado. Desaprovechar eso nos empuja a tomar deuda mucho más cara y volver a los bonos internos”, expresó.

SUSTITUCIÓN. Los altos intereses que rigen actualmente en el mercado, producto de las continuas alzas en la tasa de política monetaria (TPM), como una forma de contener la inflación, empujaron hace unos meses al Ministerio de Hacienda a anunciar la suspensión por el resto del año de las emisiones de bonos a nivel local.

Para no descalzar el Presupuesto Público, el Gobierno Nacional presentó al Congreso el proyecto de ley que solicita la aprobación de dos préstamos internacionales por valor de USD 140 millones para reemplazar las colocaciones de títulos internos, en línea con el déficit fiscal previsto.

Según las estadísticas oficiales, el Tesoro lleva colocado este año solamente el 8,5% de todo lo ofertado en las operaciones realizadas entre febrero y junio, hecho que dificulta el financiamiento del Presupuesto Público 2022. En julio pasado, la subasta ya quedó sin efecto (ver infografía).

Se estima que con este cambio de modalidad en el endeudamiento, el Tesoro se ahorraría unos USD 13 millones por año. Es que las tasas de las multilaterales están en un promedio del 3% anual, mientras que en las emisiones internas se plantearon tasas del 11%.

emisiones locales en la que va del año.png

Indemnizaciones

El proyecto de ley que prevé una indemnización a ex obreros de las contratistas de Itaipú es otra de las iniciativas que no pudieron ser analizadas ayer por la falta de cuórum en Diputados.

Esta propuesta alcanzaría a unas 15.000 personas y, según los cálculos oficiales, representaría para la entidad binacional unos USD 900 millones.

Hacienda había pedido a los legisladores rechazar esta propuesta, ya que afectaría a los ingresos del Tesoro, de municipios y de gobernaciones.

Dejá tu comentario