Política

Diputados dirá si continúa o no derroche en binacionales

 

Tras la aprobación en el Senado de un proyecto de ley que apuesta al fin de la discrecionalidad y el derroche en las entidades binacionales Itaipú y Yacyretá, ahora la última palabra la tendrán los diputados.

La propuesta establece incluir los fondos al PGN (Presupuesto General de la Nación) y se blinda el uso solo para invertir en infraestructura, salud y educación.

Específicamente incorporan los gastos socioambientales de las binacionales, lado paraguayo, al Presupuesto a través del Ministerio de Hacienda.

Se indica que irán en concepto de ingresos tanto los mencionados gastos como cualquier otro egreso de ambas entidades.

Se disponen como excepción los gastos e inversiones que realicen tanto Itaipú como Yacyretá en instalaciones propias, del embalse o que estén directamente relacionados a su operatividad.

En cuanto al monto que se incluirá en el Presupuesto para el uso en territorio nacional, se estipula que será sometido al control de las autoridades competentes de acuerdo al marco legal vigente.

De acuerdo al proyecto con media sanción, se faculta a Hacienda a realizar los ajustes normativos y reglamentarios para incorporar al PGN los ingresos de fondos provenientes de las binacionales.

En el artículo tercero, expresamente se sostiene que no podrán ser destinados a cubrir gastos rígidos del Estado.

“Los recursos derivados de la presente ley serán utilizados exclusivamente para obras de infraestructura de la ANDE, salud y educación; constituyendo fondos blindados en favor de los citados rubros”, refiere el proyecto aprobado.

En cuanto a la reglamentación de la ley, se dispuso que el Ejecutivo tiene un plazo no mayor a 60 días posteriormente a su publicación.

el debate. En el Senado hubo abiertas discrepancias en el momento del tratamiento y definición del polémico proyecto, ya que demostró posturas divididas, incluso en los partidos tradicionales, sobre todo dentro de la ANR.

Los que no ocultaron su rechazo y despotricaron contra sus colegas fueron el cartista Juan Darío Monges, y los abdistas Silvio Ovelar y Juan Carlos Galaverna. Es de público conocimiento que los mismos tienen parientes, amigos y conocidos en ambas binacionales. En el caso de Ovelar, su esposa Magnolia Mendoza, ocupa la dirección jurídica y tiene un jugoso salario. Calé le tiene a su nuera.

Los tres manifestaron su rechazo al proyecto y decidieron retirarse de la sesión virtual, y se sumó con ellos otro abdista, Óscar Salomón.

En el momento de la votación, fueron 25 los que estuvieron a favor, entre ellos colorados, liberales, luguistas, Hagamos, Patria Querida y el Democrático Progresista.

Se dieron algunos ajustes nuevamente al proyecto original, de acuerdo con una propuesta de Patria Querida que se tomó como base.

Hubo un planteamiento del senador liberal Victor Ríos para que el presupuesto vaya a la ANDE y no a Hacienda, pero no corrió. Amado Florentín propuso que se incluya también a la agricultura familiar, pero no tuvo apoyo.

Dejá tu comentario