Economía

Dinac violó decreto al otorgar obra a empresa con cuenta inhabilitada

El Decreto 7781/06 obliga a proveedores del Estado a tener una cuenta corriente en un banco de plaza. Empero, la firma adjudicada por Dinac para obras del Aeropuerto, EISA, está inhabilitada por el sistema financiero.

La Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) violó el Decreto 7781/06, que regula las contrataciones de los organismos del Estado, al adjudicar las obras de ampliación del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi a Estructura Ingeniería SA (EISA), debido a que la empresa se encuentra inhabilitada por el sistema financiero nacional y no puede poseer una cuenta corriente en ningún banco.

Es que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) inhabilitó la cuenta corriente de EISA por un año –desde el 19 de marzo pasado–, concretamente por transgresión del artículo 10 de la Ley 3711/09 de cheques, según los registros del Banco Central del Paraguay (BCP).

El artículo 4 del Decreto 7781/06 es muy claro en que “los proveedores y acreedores del Estado deberán habilitar sus respectivas cuentas corrientes en bancos de plaza y comunicar a la Entidad a la que prestan servicio o proveen el bien y a la Dirección General del Tesoro Público, a los efectos de habilitar en el Sistema de Tesorería (SITE)”.

Empero, pese a este grave incumplimiento, la Dinac otorgó el contrato en cuestión a EISA y las autoridades de la institución defienden lo actuado a capa y espada.

“La empresa no puede recibir pagos porque el Tesoro no paga más en ventanilla o cheque, deposita en cuentas”, informó Fernando Benavente, titular de la abogacía del Tesoro al ser consultado por este diario sobre lo establecido en el mencionado decreto.

Sin embargo, recordemos que EISA ya cobró un anticipo de G. 5.100 millones, por lo que “Contrataciones Públicas debe definir si la empresa era elegible para contratar con el Estado”, indicó Benavente.

Por otro lado, aseveró que aunque la Dinac esté financiando las obras con recursos propios y pagando en cheques, “no es común que se contrate a una empresa que ni siquiera tiene una cuenta corriente” y resaltó que se debe analizar detalladamente la contratación para sacar conclusiones más exactas.

Llamativamente, el Comité de Evaluación de la Dinac, a través de la resolución del 5 abril –tiempo después de su inhabilitación bancaria–, se ratificó en la adjudicación a EISA y alegó que la empresa cuenta “con los recursos financieros para cumplir con el requisito de evaluación”.

Lo concreto es que la Dinac ya realizó la palada inicial de las obras de ampliación del espigón norte del Aeropuerto y la adjudicación está siendo investigada por la DNCP, a raíz de una protesta, donde se evidencia incluso que EISA mintió para quedarse con las obras (ver incumplimientos en infografía, según la protesta de la firma Aponte Latorre).

Dejá tu comentario