Sucesos

Detuvieron a un presunto parricida en Yasy Cañy, ayer

 

Los agentes del Departamento de Investigación de Delitos de Canindeyú detuvieron en la mañana de ayer a un presunto parricida en Yasy Cañy, Canindeyú, de nombre Alcides Benítez Cáceres, de 42 años, quien el viernes último presumiblemente mató a su padre.

El hombre fue detenido alrededor de las 8.30 en plena vía pública, en un camino vecinal, a 3 kilómetros de la ruta 10 Las Residentas de la referida ciudad, tras ocultarse por varias horas, desde la noche del viernes.

La víctima fue identificada como José De Jesús Benítez, de 67 años, quien falleció el viernes, alrededor de las 18.00, tras recibir un disparo de escopeta en el rostro, que le produjo la muerte de forma instantánea. El hecho se registró en una vivienda ubicada en la compañía Pindó, a 2.600 metros del kilómetro 230 de la ruta 10 Las Residentas, distrito de Yasy Cañy.

Según Cristina Garay Aguayo, pareja de la víctima, el hecho se registró en el interior de la vivienda que habitaban ambos, luego de que, supuestamente, el padre le pidiera a su hijo que dejara de tomar bebidas alcohólicas. Sin embargo, el supuesto parricida ya estaba con varias copas de más y comenzó a discutir con su padre. En un momento, se apoderó de la escopeta que se hallaba en la casa y le disparó en el rostro a su progenitor, según la versión que la mujer dio a los intervinientes.

La víctima recibió el disparo de escopeta en el rostro y falleció de manera instantánea, ya que le produjo el estallido del cráneo.

Todo fue presenciado por la pareja de la víctima, quien posteriormente fue a denunciar el hecho a la comisaría jurisdiccional, desde donde los agentes empezaron a buscar al hombre con la ayuda de los agentes de Investigación de Delitos del departamento.

Tras la detención de Benítez, el hombre fue llevado hasta la base de la Comisaría 5ª de Curuguaty, donde quedó detenido a cargo del Ministerio Público.

Según los agentes de la comisaría jurisdiccional, el hombre dijo que no sabía lo que hacía, ya que se encontraba bajo los efectos del alcohol y que ahora se encuentra muy arrepentido.

El fiscal de Curuguaty José Martín Morínigo ya lo imputó por homicidio doloso y pidió además su prisión preventiva.

Durante el allanamiento fue encontrada el arma utilizada, una escopeta calibre 16, con la que el hombre, ahora amnésico, habría matado a su propio padre.

Dejá tu comentario