Sucesos

Destruyen carga récord de 2.906 kg de cocaína incautada en Villeta

Debido a la cantidad de la droga, los intervinientes procedieron a la destrucción de los panes en una fosa y no se usó el horno, para culminar en un solo día la incineración, por seguridad.

Una comitiva fiscal, de antinarcóticos de la Policía Nacional, de la Senad y personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios procedieron a incinerar los 2.906 kg de cocaína en el predio de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), ubicado en la zona de Chaco’i, Presidente Hayes, Chaco paraguayo.

El procedimiento de destrucción del cargamento récord de droga incautada en el país se llevó a cabo con un gran despliegue de seguridad y el sobrevuelo de la zona de un helicóptero de la Policía para la vigilancia perimetral del lugar.

Debido a que el horno pirolítico solo tiene una capacidad de destrucción de 600 kg por día, los intervinientes decidieron cavar una fosa en un sector del establecimiento, donde se procedió a la quema total de la carga de cocaína incautada. Esto, de tal manera que la destrucción total de la droga culmine en un solo día.

Los panes de la droga fueron incautados la semana pasada en el puerto privado Terport de Villeta.

INVESTIGACIÓN. Sobre la investigación del caso, la fiscala Esmilda Álvarez adelantó que en los próximas días se llevarán a cabo varios allanamientos en prosecución de esta causa, donde se podrían dar más detenciones de personas involucradas a la red de narcotráfico.

En la causa, están imputados el ex director de la TV Pública Cristian Turrini por tenencia y tráfico internacional de drogas y el empresario Alberto Ayala Jacquet, procesado por el supuesto hecho de tráfico de drogas.

El director de Comunicación de la Senad, Francisco Ayala, explicó en una entrevista de NPY que, una vez establecida la orden judicial, el protocolo indica que deben participar en la quema de cocaína los agentes intervinientes de la Fiscalía, la Policía Nacional, los implicados y sus abogados.

Además, debe realizarse un análisis aleatorio, que consiste en la verificación de algunos paquetes de la carga, con el propósito de determinar que lo que se va a incinerar es realmente droga.

“Se hace un pesaje porque tiene que coincidir con todo. En el día del procedimiento, el análisis tiene que dar positivo a cocaína, del pesaje se tiene que haber labrado un acta y una vez todo corroborado por las partes, se procede a la incineración”, expuso.

El operativo de destrucción se debe al cumplimiento de una orden de la jueza de Crimen Organizado, Rosarito Montanía.

El Departamento de Antinarcóticos y de la Unidad de Inteligencia Sensible (SIU) de la Policía Nacional detectó la carga de cocaína, luego de inspeccionar 11 contenedores en el puerto privado Terport de Villeta. La droga totalizó 2.906 kg de cocaína, hallada entre bolsas de carbón vegetal.

Dejá tu comentario